Málaga

El Ayuntamiento de Málaga prevé que su factura energética se eleve en dos millones de euros

Hace unos días, el alcalde de Estepona, José María García Urbano, afirmaba en un tuit que al consistorio le iba a costar 600.000 euros la subida de la luz. 

En conversación con este periódico, Urbano, que es vicepresidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) asegura que en el país hay miles de ayuntamientos afectados, al vincular sus contratos a la evolución del precio de la luz en el mercado. Es el caso de Estepona y, en parte, también el de Málaga. Desde el ayuntamiento de la capital se informa que el propio consistorio y sus organismos autónomos (las empresas gestionan su propia factura) abonan anualmente 10 millones de euros. El municipio calcula que con las subidas actuales la factura se elevará a 12 millones en 2022, “todo ello teniendo en cuenta que la mitad de la electricidad va por tarifa regulada y la otra mitad por mercado libre, vía acuerdos de la FEMP". 

La FEMP tiene un acuerdo marco con las principales eléctricas con precios de referencia de la luz a los que se pueden adherir los municipios -e incluso negociar- sin necesidad de licitación. No fue esta la opción de Estepona, que siguió las directrices que marcaron sus técnicos en su momento y eligió a través de licitación abierta las condiciones que en ese contexto eran más favorables. Ahora, el municipio se encuentra con  que pagó 1.800.000 euros de luz entre junio de 2020 y junio de 2021 y calcula que con el precio actual la factura se disparará a 2,4 millones entre junio de 2021 y el mismo mes de 2022. García Urbano señala que "esos 600.000 euros se comen el superávit, lo que significa que habrá a lo mejor inversiones previstas que no se podrán hacer, además de que no podremos acometer la amortización acelerada de deuda que veníamos haciendo".

ta la opción de Estepona, que siguió las directrices que marcaron sus técnicos en su momento y eligió a través de licitación abierta las condiciones que en ese contexto eran más favorables. Ahora, el municipio se encuentra con  que pagó 1.800.000 euros de luz entre junio de 2020 y junio de 2021 y calcula que con el precio actual la factura se disparará a 2,4 millones entre junio de 2021 y el mismo mes de 2022. García Urbano señala que "esos 600.000 euros se comen el superávit, lo que significa que habrá a lo mejor inversiones previstas que no se podrán hacer, además de que no podremos acometer la amortización acelerada de deuda que veníamos haciendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios