Málaga

El Ayuntamiento de Málaga concede la licencia de demolición del antiguo edificio de Flex

  • El coste estimado para esta actuación supera los 384.000 euros 

  • El vacío será ocupado por dos torres de once plantas, con capacidad para 130 viviendas

Antiguo edificio de Flex, en Carretera de Cádiz. Antiguo edificio de Flex, en Carretera de Cádiz.

Antiguo edificio de Flex, en Carretera de Cádiz. / Javier Albiñana

El antiguo edificio de Flex, que durante décadas albergó la fábrica de colchones de esta marca en Málaga capital, empieza a decir adiós. La Gerencia de Urbanismo acaba de conceder la licencia de demolición del inmueble a la promotora Vía Célere, que proyecta la ejecución de dos edificios de viviendas en esta misma parcela. La destrucción de esta construcción es el paso previo necesario para que la firma pueda impulsar el nuevo proyecto residencial.

De acuerdo con la documentación oficial, no se fija un plazo concreto para la realización de estas primeras actuaciones que, en cualquier caso, deberán afrontarse antes de seis meses. Sí se apunta el presupuesto de ejecución material de esta operación, que alcanza los 384.265 euros.

El vacío que dejará la demolición de la antigua Flex será ocupado por dos torres de once plantas cada una, con capacidad para 130 viviendas, que se asentarán sobre un zócalo comercial y una planta diáfana. A estas se sumarán cuatro bajo tierra, destinadas a aparcamientos y trasteros. 

La cuestión de altura en este emplazamiento es clave. La iniciativa fue la primera de otras muchas que van a tener que adaptarse a las nuevas servidumbres del aeropuerto de Málaga que está tramitando Aviación Civil. En el caso de esta intervención, los promotores optaron por asumir las sugerencias, rebajando las dimensiones en vertical. La propuesta original era la de dos edificios de 15 plantas. Ahora, la cota queda fijada en 57 metros.

De acuerdo con los parámetros del estudio de detalle aprobado de manera definitiva en las últimas semanas, de la edificabilidad completa asignada a la parcela, 15.884 metros cuadrados, algo más de 13.000 se destinan a uso residencial. Los precios que se manejan actualmente para estas viviendas oscilan entre los 172.000 euros de una vivienda de dos dormitorios, de 82 metros construidos, hasta casi 419.000 euros de otra de cuatro dormitorios y 152 metros construidos.

El resto del techo se destina a comercial, con 1.476 metros; terciario, con otros 1.329 metros, y equipamiento, con 1.233 metros de techo. En cuanto a la superficie de los solares afectados, 2.833 metros de suelo son para la parte residencial, 3.168 metros para áreas libres y 1.623 metros para viales.

El proyecto encara ya el escenario de obra, que podría alargarse entre 18 y 24 meses, después de haber superado numerosos trámites. Entre ellos la aprobación del proyecto de urbanización por parte de la Gerencia de Urbanismo en octubre de 2018. En aquel entonces con la firma Inmuebles Belfasa como responsable, quedando después en manos de Vía Célere.

El proyecto de obras de urbanización en cuestión desarrolla las determinaciones del plan especial de esa zona, aprobado en 2009, y que introduce como principal variación la división dos de las parcelas residenciales, que quedan separadas por un pasaje peatonal. Según recoge la memoria de esta actuación, se urbanizarán las calles perimetrales al futuro edificio con calzadas de un mínimo de 3,5 metros de anchura, aparcamientos en línea y en batería y amplias aceras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios