Municipal

El Ayuntamiento de Málaga trabaja ya en la rehabilitación integral de la Casona del Parque

  • Técnicos municipales redactan el anteproyecto y se prevé que la obra pueda impulsarse en 2020

  • El equipo de gobierno quiere "aligerar" el edificio del mayor uso administrativo posible

Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga. Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga.

Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga.

La Casona del Parque, sede principal del Ayuntamiento de Málaga, se mantiene diez años después como uno de los inmuebles centenarios de la capital de la Costa del Sol que incumple la obligación de adaptar todas sus instalaciones a la normativa que rige la Inspección Técnica de Edificios (ITE).

De hecho, tras ser sometido a examen en 2008, dentro de la primera de las convocatorias de la normativa urbanística, sigue pesando sobre esta construcción una valoración desfavorable ya que no se han ejecutado en su totalidad las actuaciones necesarias para corregir las taras detectadas. Entre ellas las instalaciones eléctricas. Por el contrario, sí se ejecutaron las reparaciones demandadas en la cubierta.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, puso ayer de relieve la dificultad de intervenir sobre el inmueble, que cuenta con protección integral. En este punto, señaló que "para pasar todas las certificaciones técnicas, el edificio necesita una obra de rehabilitación integral". Y es justamente a esta intervención a la que ahora trata de dar forma la Gerencia de Urbanismo.

Pero este anteproyecto no va a permitir subsanar los déficits que presenta la Casona antes de que se cumpla mañana la segunda ITE a la que tiene que ser sometido el edificio. Pomares confirmó que en este momento se está chequeando nuevamente con el fin de determinar posibles patologías y aclaró que, a diferencia de lo ocurrido en 2008, en esta ocasión el sistema eléctrico ya no es objeto de atención de la ITE.

A pesar de la particular situación del Ayuntamiento en esta materia, el edil hizo un llamamiento a los propietarios de edificios afectados por esta nueva convocatoria, que afecta a las inmuebles protegidos y aquellos de cien o más años. "Igual que revisamos nuestros ascensores, igual que revisamos el gas, igual que revisamos el sistema eléctrico, también hay que revisar el estado de nuestro edificio, te lo diga o no te lo diga tu ayuntamiento, hay que revisarlo; y si además te lo dice tu ayuntamiento y te pone una fecha sobre todo para los edificios más antiguos pues también es para recordárselo y obligar a esos dueños a que lo hagan", expuso Pomares.

Respecto a la apuesta por remozar de manera completa el edificio, que fue levantado en el año 1900, el concejal confió en que se pueda encargar este mismo año la redacción del proyecto de actuación, aplazándose, en cualquier caso, la obra material al año 2020. A la espera de que se concreten los detalles técnicos y los costes, Pomares sí avanzó que uno de los objetivos que se marca el equipo de gobierno pasa por "aligerar el mayor uso administrativo posible", buscando con ello potenciar el carácter “institucional” del inmueble.

De este modo, el Ejecutivo local pretende vaciar parcialmente la Casona del Parque, de manera de determinadas unidades administrativas, que quedan por determinar, sean trasladadas a edificios más adecuados para este uso, caso del de usos múltiples que acoge en la actualidad la sede de Urbanismo, entre otras, o Tabacalera. A priori, la Casona del Parque sí mantendría Alcaldía y las dependencias de los grupos municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios