Municipal

Urbanismo vuelve a llamar a revisión a los edificios protegidos y centenarios

  • Los propietarios de estos bloques tienen hasta el 31 para presentar la ITE

Vista área del Centro de Málaga. Vista área del Centro de Málaga.

Vista área del Centro de Málaga. / Javier Albiñana

El mecanismo del que se dotó el Ayuntamiento de Málaga en el año 2008 para controlar la correcta protección de los inmuebles construidos en la ciudad, la Inspección Técnica de Edificios (ITE), vuelve poner su mirada sobre las construcciones protegidas desde el punto de vista arquitectónico y aquellas de mayor antigüedad. En concreto, levantadas hace ahora cien o más años. Los propietarios de todos estos inmuebles tienen hasta el 31 de enero próximo para revisar sus condiciones estructurales e instalaciones.

Cabe recordar que justamente fue esta parte del parque inmobiliario de la capital de la Costa del Sol el primero en someterse a la ITE en el año 2008. Poco antes de que se cumpliese el plazo máximo dato por el Ayuntamiento, buena parte de esos propietarios no había presentado aún el documento.

De acuerdo con el listado oficial del que dispone la Gerencia de Urbanismo, que puede ser consultado en su página web, la exigencia pesa en esta ocasión sobre 1.437 edificios. Entre ellos, hay varios sobre los que pesa la máxima protección arquitectónica, al punto de estas catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC): la Parroquia de San Pedro, el Convento de la Trinidad, la Parroquia de Santo Domingo y la chimenea de la Térmica.

Asimismo, del análisis de la documentación oficial se observa que hay bloques que fueron ejecutados hace ahora tres siglos. En concreto, el número 14 de calle Alta; el 23 de Cortina del Muelle; el 9 de Molina Lario; el 6 de la Plaza del Obispo el 31 de la calle Santa María, y el 28 de la calle Beatas, entre otros, datan del año 1700.

Aunque sin tanta longevidad, la Casona del Parque (año 1900), sede del Ayuntamiento de la ciudad, también forma parte de las construcciones que deben ser sometidas nuevamente a examen. Lo curioso en su caso es que según el visor del que dispone Urbanismo para conocer el estado de determinados expedientes en el casco antiguo, sigue recogiendo como negativa la primera ITE a la que fue sometido este edificio público, que cuenta con protección integral. Asimismo, precisa que siguen estando pendientes de ejecutar las obras que en su momento fueron reclamadas.

Estos son los de mayor antigüedad de cuantos están señalados por la nueva inspección. Por zonas, destaca la presencia de 43 de los inmuebles en la calle Carretería; de otros 37 en la calle Granada; 20 en Lagunillas, y 18 en Conde Ureña, entre otras vías de la ciudad.

Pero a esta segunda vuelta para los edificios centenarios, hay que sumar un primer examen para los inmuebles construidos en el año 1967 y que, según la información colgada por el ente municipal, suman 481 referencias. De ellas, ya hay 98 propietarios o comunidades que formalizaron la entrega de la documentación reclamada a fecha de 10 de octubre del año pasado. El resto también tiene hasta el 31 de enero para cumplir con la obligación normativa.

La tramitación de la ITE incluye el abono de una tasa por tramitación de expedientes valorada en 30 euros siempre que la misma sea favorable, creciendo a 50 euros si es desfavorable. Los propietarios que se nieguen a pasar este examen se enfrentan a la apertura de un expediente sancionador con imposición de multa de 4.000 euros para los edificios protegidos y de 3.000 euros para el resto de los edificios. En ambos casos si se subsana voluntariamente presentando la ITE tras el primer requerimiento y en el plazo otorgado al efecto, las sanciones se reducirán a mil euros y 600, respectivamente.

Dentro del examen a realizar sobre los bloques, se presta especial atención a la cimentación, la estructura, las fachadas exteriores e interiores, medianerías, cubiertas, azoteas e instalaciones de saneamiento y fontanería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios