Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

El Ayuntamiento de Málaga impone casi 1.400 sanciones por dejar los patinetes eléctricos en la acera

  • Movilidad espera que la nueva ordenanza esté en vigor el próximo mes de mayo

Un grupo de usuarios de patinetes eléctricos circula por las proximidades de la Catedral de Málaga. Un grupo de usuarios de patinetes eléctricos circula por las proximidades de la Catedral de Málaga.

Un grupo de usuarios de patinetes eléctricos circula por las proximidades de la Catedral de Málaga. / Javier Albiñana

El estacionamiento indebido de patinetes eléctricos en zonas peatonales y lugares no autorizados y la mala práxis de algunos usuarios provocó el año pasado la apertura de un total de 1.386 expedientes sancionadores por parte de la Policía Local de Málaga, lo que supone casi ocho diarios. El dato pone en evidencia lo que parece un mayor control por parte de los efectivos policiales sobre el funcionamiento de estos dispositivos, cuya presencia en la capital de la Costa del Sol es amplio desde finales de 2018.

El dato ha sido aportado por el concejal de Movilidad, José del Río, quien ha precisado que la inmensa mayoría de estas acciones tuvo como afectadas las empresas de alquiler asentadas en la ciudad. Tras un periodo de vacío normativo, la ordenación de este medio de movilidad alternativa cuenta desde principios del pasado mes de abril con un bando municipal que delimita 28 puntos distribuidos en la ciudad donde pueden estacionarse estos dispositivos. Y fija multas de 200 euros por el incumplimiento de este precepto.

Un documento que será reforzado por una nueva ordenanza con la que, de manera específica, regular los vehículos de movilidad personal (VPM). La labor de redacción de este documento se está alargando mucho más de lo inicialmente previsto. La última previsión del departamento municipal es que entre en vigor en mayo. Pero para llegar a ese momento, antes el texto tiene que superar nuevos trámites.

El más inminente, según Del Río, el de los informes jurídicos y técnicos del Movilidad; la semana que viene será objeto de análisis por parte de Asesoría Jurídica e Intervención; posteriormente, será remitido para su estudio a la Mesa Técnica de Ordenanzas; la Junta de Gobierno Local; la Comisión de Ordenación del Territorio y Movilidad, y el Pleno para su aprobación inicial. Superado este trámite, exposición a información pública por un periodo de 30 días hábiles. En caso de que no haya alegaciones será publicado y si las hay, se contestarán en 15 días.

El marco previsto es contundente en cuanto a impedir que los patinetes y otros vehículos de esta naturaleza sigan circulando por las aceras y zonas peatonales. Será obligatorio que los usuarios circulen por los carriles bici y por las calzadas, aunque con excepciones claras. Por ejemplo, no podrán hacerlo por la denominada red básica, calificación que incluye los grandes ejes viarios de la capital. Sí se les permitirá por aquellas calzadas en las que la velocidad esté limitada a 30 kilómetros por hora, teniendo que ir por el carril derecho. En estos supuestos tendrán que ir con casco y chaleco reflectante.

A esto se suma la necesidad de contar con seguro de responsabilidad civil. La prohibición de ir por las aceras o zonas peatonales incluye una excepción, que beneficia a las empresas que organizan rutas turísticas con este tipo de vehículos personales. En estos casos, tendrán que disponer de las autorizaciones correspondientes. Se exigirá un solo ocupante por patinete y a que los usuarios tengan al menos 16 años de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios