Movilidad

El Ayuntamiento Málaga prohibirá que los patinetes circulen por las calzadas de sus grandes avenidas

  • La nueva ordenanza impedirá que transiten por la denominada red básica

  • Los conductores estarán obligados a llevar casco y chaleco reflectante en vías de 50 kilómetros

Varios usuarios de patinete eléctrico circulando por el lateral sur de la Alameda Principal.

Varios usuarios de patinete eléctrico circulando por el lateral sur de la Alameda Principal.

La ordenanza municipal con la que el Ayuntamiento de Málaga pretende ordenar definitivamente la circulación de patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (VMP) en la ciudad entra en su recta final. A la espera de que el equipo de gobierno pueda cumplir con su propósito de llevar el texto al Pleno de este mes de octubre, el articulado final sigue perfilándose.

Entre las exigencias que introducirá el nuevo texto a estos conductores está la obligación de circular por las calzadas o por los carriles bici, "excepto por la red básica", calificación que incluye todos los grandes ejes viarios de la capital. Así lo confirmó a este periódico el concejal de Movilidad, José del Río, quien fue claro al respecto. "Si hay vías por las que no se puede circular no se puede, con lo que tendrán que buscar itinerarios alternativos a esos ejes", expuso.

A juicio de los responsables de Movilidad, esta malla principal, integrada, a modo de ejemplo, por la Avenida de Andalucía, la Alameda Principal, Muelle Heredia, el Paseo del Parque, los paseos marítimos, entre otros, ya dispone de carriles bici por los que podrán circular estos dispositivos. Al tiempo, el concejal insistió en su apuesta por avanzar en la construcción de nuevas plataformas ciclistas, una estrategia que en el corto plazo se ha visto afectada por la negativa de la Consejería de Fomento ejecutar estas infraestructuras dentro de los ámbitos urbanos. A esto se suma la creencia de que hay otras vías secundarias que permiten una conexión adecuada.

Con este planteamiento, lo que busca el Ejecutivo local es evitar que estos vehículos de movilidad personal vayan por las aceras, entrando en conflicto, como viene ocurriendo en los últimos meses, con los peatones. De hecho, uno de los principios marcados en la nueva norma aún por aprobar es la imposibilidad de que los mismos transiten por las aceras y espacios peatonales.

Pero es ésta la única observación del texto. Del Río informó de que la edad mínima para poder circular con los patinetes y análogos será de 16 años. En el caso de los menores de esta edad, tendrán que ir siempre acompañados por sus padres o tutores.

Otra de las cuestiones que abordará la normativa es la relativa al uso del casco. El mismo será "obligatorio" para los menores de 16 años. Asimismo, "todos los usuarios que circulen por vías de 50 kilómetros por hora" estarán obligados no sólo a llevar casco sino también chaleco reflectante. En resto de las vías urbanas será "recomendable" el casco.

Estas previsiones normativas quedan vinculadas con los dos tipos de vehículos de movilidad personal más habituales. En concreto, los del tipo A, que son ruedas, plataformas y patinetes eléctricos de tamaño más pequeño y más ligeros, con una masa máxima de 25 kilómetros y un metro de longitud; y b, que son plataformas y patinetes eléctricos de hasta 50 kilos y 1,9 metros de longitud. Estos dispositivos tendrá siempre que cumplir con unas condiciones técnicas mínimas, caso de sistemas de freno, timbre, luces delanteras y traseras y elementos reflectantes.

La vuelta de tuerca que pretende dar el Ayuntamiento con la nueva ordenanza busca cubrir la inacción con la que durante meses se ha observado desde la Casona del Parque el boom de los patinetes eléctricos y sobre todo el funcionamiento de un creciente número de empresas de alquiler, que cuentan en la actualidad con una flota superior a los 2.000 patinetes.

La norma en la que viene trabajando el equipo de gobierno desde hace meses tuvo con precedente un bando del alcalde, Francisco de la Torre, que delimitó 29 puntos para el aparcamiento de los vehículos de estas compañías. Se pretendía con ello evitar que los patinetes fuesen dejados de manera incontrolada en las aceras y otros espacios peatonales.

El concejal viene insistiendo en la necesidad de que estas compañías pongan en funcionamiento sistemas que eviten el funcionamiento de los patinetes por las zonas prohibidas, caso de la almendra del centro histórico. "Tienen que poner obligatoriamente un sistema que pare el patinete si va a entrar en esa zona excluida o que vaya a una velocidad muy reducida", expuso tiempo atrás. En este sentido, recordó que con la ordenanza se multará al conductor del patinete que acceda al Centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios