Municipal

El Ayuntamiento de Málaga tiene ya camino despejado para impulsar la vía ciclista del Guadalmedina

  • Solventa los dos condicionantes últimos reclamados por la Junta de Andalucía 

  • La previsión es que la construcción salga a licitación a principios de 2020

Vista aérea del cauce del río Guadalmedina. Vista aérea del cauce del río Guadalmedina.

Vista aérea del cauce del río Guadalmedina. / Javier Albiñana

La primera de las actuaciones contempladas años atrás para promover el uso ciudadano del río Guadalmedina parece tener ya el camino expedito. Tras numerosas trabas en forma de trámites administrativos, el Ayuntamiento de Málaga confía en poder licitar a principios del año que viene las obras de ejecución de la vía ciclista que desde el puente de Armiñán recorrerá el cauce hasta el pie de la presa de El Limonero, con un coste cercano a los 1,1 millones. No obstante, la previsión manejada es la de segmentar el recorrido en dos etapas: puente de Armiñán-puente de la Rosaleda, con una presupuesto estimado de 200.000 euros, y puente de la Rosaleda-presa de El Limonero, con otros.

Así lo apunta el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, después de que se hayan superado los último pasos administrativos pendientes con la Junta de Andalucía. De un lado, porque el área de Movilidad acepta asumir los costes de mantenimiento posterior de la plataforma, que figuraba como "condicionante" fijado por el Gobierno andaluz, y por otro, porque era necesario un plan de prevención en materia de Protección Civil.

Respondidos estos dos detalles, López admite que es objeto de análisis técnico por parte de Ciedes y de la Gerencia de Urbanismo la necesidad de realizar algún proyecto geotécnico en alguno de los puntos del trazado."Imagino que tendrá que ser aprobado por el Consejo de Administración de Urbanismo", comentó el concejal, quien recordó la disposición presupuestaria necesaria para poder impulsar la operación el año que viene.

Muestra de la demora que acumula esta intervención es que ya en 2016 una primera partida de 500.000 euros para esta infraestructura. A esto se suma que a pesar de que Urbanismo recibió el visto bueno de la Junta para ir adelante con el proyecto en marzo de 2018, el paso definitivo se ha visto afectado por otras exigencias administrativas. El trazado de la vía ciclista quedará acotado a la parte alta del río y tendrá que discurrir por sus bermas, nunca por el lecho propiamente.

Esta circunstancia obligó a los técnicos municipales a mediados de 2917 a adecuar el proyecto original. De este modo, la actuación final se extenderá en los pasillos laterales que nacen a la altura de la calle Huerto de los Claveles (conectando con el carril bici que procede de la calle Ollerías) hasta el puente de La Rosaleda, para, posteriormente, ser prolongado hasta las proximidades de la presa de El Limonero, donde el tratamiento del carril sería más natural.

La ejecución de esta vía verde es el primero de los acercamientos del plan de acción sobre el que viene trabajando la Fundación Ciedes desde hace años. Y podría decirse que es una primera pieza e la apuesta municipal por potenciar el uso ciudadano del río.

Una aproximación que se produce antes de que esté allanado el camino al plan especial con el que el Ayuntamiento quiere ordenar la futura y ambiciosa intervención sobre el Guadalmedina y que, según los estudios iniciales, podría suponer una inversión de unos 250 millones de euros. Dentro de esta suma se incluye el soterramiento del tráfico en las márgenes del río, así como la construcción de varios puentes-plaza para mejorar la relación de los barrios localizados a este y oeste del encauzamiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios