Infraestructuras

Urbanismo sitúa el coste de su plan Guadalmedina en unos 250 millones de euros

  • Es la inversión prevista para intervenir en el río, incluyendo el soterrado del tráfico, equipamientos y varias plazas-puente

Tramo del río Guadalmedina en el que el Ayuntamiento quiere impulsar una plaza-puente. Tramo del río Guadalmedina en el que el Ayuntamiento quiere impulsar una plaza-puente.

Tramo del río Guadalmedina en el que el Ayuntamiento quiere impulsar una plaza-puente. / Javier Albiñana

El plan Guadalmedina en el que viene trabajando el Ayuntamiento en los dos últimos años está listo. El documento, redactado por la Gerencia de Urbanismo junto una empresa externa,  UTE Fernández Makers, SLP-MAIA Consultoría de Medio Ambiente, Ingeniería y Arquitectura, SLP, fija una estimación económica para el desarrollo global de la operación que ronda los 250 millones de euros, según informaron a este periódico fuentes próximas a la iniciativa y confirmó el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares.

Siendo elevada la cuantía, la misma no se limita a la intervención sobre el propio río, sino que incorpora las importantes mejoras que se quieren desarrollar en el entorno más directo, incluyendo el soterramiento parcial del tráfico en los laterales, ganando la superficie para nuevos espacios peatonales y de conexión con los barrios aledaños. Una fase de la obra que, según las estimaciones realizadas en su día por la Fundación Ciedes, podría requerir de unos 88 millones de euros.

El amplio catálogo de acciones marcadas sobre los planos otorga especial relevancia a la conectividad entre las márgenes mediante plazas-puente, así como de numerosas pasarelas peatonales. Entre las primeros, de mayor dimensión física, cabe resaltar el bautizada como Plaza-Puente Goletera, contemplada entre los puentes de La Aurora y Armiñán, con el que se quiere dar respuesta a la actual "desconexión entre los barrios de La Trinidad y la Goleta".

Pero no es el único. En el planeamiento, que el concejal del PP confía en que pueda ser objeto de aprobación inicial antes de finales de año, tras superar la evaluación ambiental estratégica, se menciona otra estructura semejante, bautizada como Campamento, para unir la Plaza de Camas con la zona que hay entre la parroquia Santo Domingo de Guzmán y el hotel Ibis. Y a esta se suma otra más a la altura del Puente de Santo Domingo, con la que conectar el Pasillo de Atocha y la Plaza de los Filipenses.

Los autores del documentos proponen el impulso a lo largo de todo el ámbito de una decena de intervenciones en forma de equipamiento. Entre ellos, un aula medioambiental/centro interpretación junto al Jardín Histórico de La Concepción que integre la cultura de los Montes de Málaga; un espacio intermodal de transporte con el que resolver las relaciones de los distintos modos de transporte; una "factoría joven" donde poder realizar actividades saludables al aire libre y proyectos creativos en relación el parque de las Virreinas.

Se plantea un nuevo espacio libre al norte de La Rosaleda, ampliando los usos deportivos e incluyendo la posible creación de una gran plaza frente a la entrada norte del estadio. Asimismo, se propone catalogar el edificio de la subestación eléctrica como patrimonio industrial, pudiendo realizar proyecciones en su fachada oeste, como cine de verano o autocine. También en la zona de La Rosaleda, se incluye la posible reutilización del campo al otro lado de la Avenida de la Palmilla para un aparcamiento bajo rasante. Y se apuesta por convertir la antigua fábrica de Fiat-Lux, que cuenta con una chimenea protegida, como un centro cultural y social para los vecinos.

La propuesta técnica dibuja también siete parques fluviales a lo largo del recorrido del río en las zona de El Limonero, La Palmilla, la Rosaleda y La Trinidad, entre otros puntos, incidiéndose en la apuesta por "renaturalizar" el cauce mediante la intervención paisajística. Destaca la idea expuesta para la parte final del río, entre el puente de El Perchel y la desembocadura, donde se promueven usos ligados al río y al mar, con la instalación de barcas y canoas, aumentando la profundidad del calado en la desembocadura y generando plataformas a nivel de calle en Pasillo del Matadero, incluyendo la eliminación de la coronación de los muros laterales del río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios