Municipal

El Ayuntamiento de Málaga solo podrá instalar 5 de las 13 cámaras de videovigilancia previstas en el soho

  • La Comisión de Garantías regional rebajó la petición municipal

  • La autorización es de abril, pero el Ayuntamiento no prevé actuar hasta 2020

Sala de control del sistema de videovigilancia del Ayuntamiento de Málaga. Sala de control del sistema de videovigilancia del Ayuntamiento de Málaga.

Sala de control del sistema de videovigilancia del Ayuntamiento de Málaga.

La apuesta del Ayuntamiento de Málaga por extender el efecto de la videovigilancia al barrio del Soho se ve seriamente mermado. De los 13 dispositivos que pretendía implantar para controlar este espacio geográfico, sólo tiene autorización para cinco de ellos, que irán emplazados en las "entradas y salidas" de esta zona. Así consta en la resolución final dictada el pasado mes de abril por la Comisión de Garantías de la Videovigilancia de Andalucía, vinculada al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La determinación, ratificada posteriormente por la Delegación del Gobierno en Andalucía en su autorización final, justifica la reducción en el número de dispositivos atendiendo "a criterios de proporcionalidad", si bien añade que el contenido de la resolución podría ser variado si desde el órgano solicitante, en este caso el Consistorio, se aportasen nuevos datos que justificasen la ampliación.

El permiso legal, por tanto, acota de manera clara el plan original del equipo de gobierno municipal, que a finales de marzo de este mismo año, en la antesala de las elecciones municipales de mayo, acordó iniciar el procedimiento para instalar trece cámaras en el soho, que iban a sumarse a los 31 que ya estaban desplegados por varias zonas del Centro histórico.

Una de las calles del barrio del soho. Una de las calles del barrio del soho.

Una de las calles del barrio del soho. / Javier Albiñana

Desde el Ejecutivo local, el entonces concejal de Seguridad, Mario Cortés, defendió la propuesta ante la denuncia que los vecinos vienen realizando en cuanto a la "sensación de inseguridad, problemas de prostitución recurrente". Incluso, aseguró que el expediente que en ese momento veía la luz contaba con los informes de la Policía Nacional sobre delincuencia; de la Policía Local, y de las salas del 092 y 010 con las llamadas y quejas reiteradas de los vecinos de la zona.

El visto bueno de la Delegación del Gobierno en Andalucía necesario para que el Ayuntamiento hubiese activado la puesta en marcha de este proyecto data del 12 de abril pasado. Sin embargo, seis meses después el procedimiento de contratación e instalación del sistema de videovigilancia sigue sin activarse.Y, por lo que expone el actual concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo, no parece que ello vaya a ocurrir antes del año que viene. El edil arguye que antes de poder publicar la licitación tendrá que disponer de una asignación presupuestaria, que se estima en apenas 60.000 euros.

La del soho es considerada en el seno del Consistorio como la tercera fase de expansión de la videovigilancia en el Centro. Un proceso que está siendo mucho más lento del previsto. A modo de ejemplo, el área de Seguridad también pretende impulsar ahora un segunda fase ya autorizada pero que requiere de la contratación de la instalación de la fibra y de los dispositivos necesarios, cuyo coste se estima en 130.000 euros.

Esta intervención permitirá contar con 17 puntos de vigilancia en puntos estratégicos como la calle Carretería (5), la Plaza de la Merced (1), la calle Álamos (1), la Plaza de la Aduana (1), la Plaza de la Marina (1), la calle Císter (1), la calle Nueva (2), la Plaza de los Mártires (2) y la calle Convalecientes (2). Todo ello a sumar a lo ya en funcionamiento desde hace años en otras calles del casco antiguo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios