Málaga

El Ayuntamiento expedienta a dos colegios por exceder límites de ruido

  • Las sanciones por infracciones muy graves contemplan multas de 12.001 a 300.000 euros

En primer plano, el patio del Félix Revello de Toro; detrás los edificios. En primer plano, el patio del Félix Revello de Toro; detrás los edificios.

En primer plano, el patio del Félix Revello de Toro; detrás los edificios. / fotografías: javier albiñana

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga ha abierto expediente sancionador a los colegios Félix Revello de Toro y Lex Flavia Malacitana por infracción muy grave de las ordenanzas contra el ruido. Las multas previstas en el artículo 70 de la norma contempla multas de entre 12.001 y 300.000 euros en estos supuestos. El origen de ambos expedientes son denuncias interpuestas por vecinos en las que se quejaban del ruido procedente de los centros fuera del horario escolar e incluso extraescolar. Fundamentalmente se referían a actividades deportivas que se realizan durante la tarde y primeras horas de la noche.

A raíz de estas denuncias, formuladas entre 2014 y 2015, el Ayuntamiento inició una investigación y acordó mediciones acústicas en las fachadas de los edificios en los que residen los denunciantes. En el colegio Revello de Toro, ubicado en el barrio de Teatinos, la medición se realizó a las 12:30 del 15 de febrero de 2015. Los equipos detectaron que sobrepasaba en siete decibelios en límite de 60 previstos en la normativa contra el ruido. El elemento más significativo reside en que la comprobación se hizo en domingo y, por tanto, en un día no lectivo.

El Félix Revello de Toro y el Lex Flavia alegan que ya han corregido el impacto acústico

En el colegio Lex Flavia Malacitana, ubicado en la zona de El Ejido, las comprobaciones se llevaron a cabo a las 17:00 del jueves 17 de diciembre de 2015. Los equipos detectaron que se superaba en 15 decibelios el tope.

El asunto se ha tratado con especial consideración en atención a que se trata de centros educativos y que las actividades puestas en cuestión afectan a menores. Durante este tiempo se han realizado reuniones con los centros para tratar de hallar soluciones. Fuentes municipales han subrayado que se ha descartado adoptar medidas cautelares que hubieran podido interrumpir, por ejemplo, los entrenamientos deportivos que se llevan a cabo en los centros fuera del horario escolar. En este sentido, los vecinos del Lex Flavia han hecho constar en sus denuncias las molestias por ruido del centro, a pesar de que la zona donde se realiza deporte especialmente durante los días de lluvia dispone de una cubierta. Los colegios, además, han tratado de acometer determinados cambios en la programación de las actividades para tratar de reducir el impacto acústico y las molestias al vecindario.

A lo largo de la investigación los denunciantes del colegio Revello de Toro han acudido incluso al Defensor del Pueblo. La queja la elevó en febrero de 2016 un particular que reside en las proximidades del centro y fue admitida a trámite en marzo del año pasado. En ella se hacía constar tanto las denuncias interpuestas en el área de medio ambiente como las mediciones promovidas por los afectados.

Los expedisentes sancionadores se notificaron hace unos días a la Delegación de Educación, que será quien deberá determinar quién es la autoridad responsable: el centro, las entidades que organizan las actividades que han generado el ruido o la propia administración educativa. En este sentido, Educación indicó ayer que tanto el Félix Revello de Toro como el Lex Flavia Malacitana han presentado alegaciones en tiempo y forma contra el expediente sancionador "dado que los centros han establecido las oportunas medidas correctoras". Entiende, por tanto, que se han corregido las actividades y circunstancias que superaban los "límites de insumisión sonora del exterior".

Las ordenanza municipal para la prevención y control de ruido y vibraciones establece en el artículo 70 multas de entre 12.001 y 300.000 euros para infracciones muy graves. La normativa contempla también entre otras medidas adicionales la prohibición temporal o definitiva del desarrollo de actividades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios