Málaga

CSIF denuncia un "recorte salvaje" de personal en el Regional de Málaga para este verano

Fachada del Hospital Regional de Málaga.

Fachada del Hospital Regional de Málaga. / Javier Albiñana

El sindicato CSIF ha alertado del "recorte salvaje" llevado a cabo por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en el Hospital Regional de Málaga en las contrataciones de personal para este verano, tanto en el propio Regional como en el Civil, Materno Infantil y el CARE José Estrada. Así, advierten de que que esto supondrá "un riesgo" para la asistencia sanitaria.

Según ha detallado la central sindical en una nota de prensa, la cobertura de las vacaciones del personal del complejo hospitalario durante los meses de julio, agosto y septiembre, será este año de 48.512 jornadas, lo que -precisan- equivale a 539 contrataciones de tres meses de duración para cubrir a los 6.700 trabajadores que conforman la plantilla de los cuatro centros sanitarios.

En dicho comunicado, el sindicato ha afirmado que "el SAS solo va a realizar un contrato por cada 12 profesionales que se irán de vacaciones, dejando sin cubrir el resto, por lo que muchos servicios tendrán que cerrarse y aquellos que puedan mantenerse habilitados lo harán a costa de sobrecargar a los trabajadores y mermando la calidad asistencial, ya de por sí precaria". 

Así, CSIF ha denunciado que estas jornadas "apenas suponen un 9% de cobertura de media", que según han señalado oscila entre el 14,6% para la categoría Enfermero especialista y el 0,53% para Administrativo (un solo contrato para cubrir 186 trabajadores en plantilla). De hecho, según el sindicato esta última es una de las categorías más perjudicadas por la falta de contratación del SAS, "que pretende cubrir las funciones que desempeñan estos puestos con personal auxiliar administrativo, cuya remuneración es sensiblemente inferior, y del que contratará un 8,13%".

En esta línea, de la categoría Facultativo Especialista de Área apenas se contratarán 1.150 jornadas en el complejo, lo que equivale a una docena de contrataciones para cubrir las vacaciones de 850 profesionales (un 1,41% de cobertura). A juicio de CSIF, estas cifras son "insultantes" tanto para los profesionales como para la ciudadanía, cuya asistencia se verá claramente comprometida en los próximos meses.

A este respecto, desde la dirección del Hospital Regional de Málaga han señalado que "en estos momentos" el centro está trabajando para "ultimar las contrataciones correspondientes al plan de verano en relación con las necesidades asistenciales del centro, con el fin de garantizar la cobertura para la asistencia y la atención a nuestros pacientes durante la temporada estival".

Casi un 40% menos de contrataciones

En conjunto, la central sindical estima que este verano se contratará casi un 40% menos que en años anteriores, "una merma brutal e inasumible que obligará a realizar cierres masivos de servicios hospitalarios esenciales en Málaga". "Tomando el año 2019 como referencia, previo a la pandemia, el SAS contratará este verano 24.803 jornadas menos para la cobertura de vacaciones del personal, pese que la plantilla actual suma 1.200 trabajadores más que la que tenía el complejo hospitalario entonces", han señalado desde CSIF.

El sindicato también ha apuntado que estas cifras solo hacen referencia a las vacaciones de los profesionales, y que a ellas habría que sumar "los descubiertos por la nula contratación para las sustituciones en casos de bajas, licencias y permisos, cuya carga laboral asume el resto de la plantilla de forma habitual y con consecuencias muy perniciosas para la salud de los profesionales". En este sentido, CSIF ha alertado de que "hay unidades especialmente perjudicadas por esta falta de cobertura acumulada durante años, como los servicios de laboratorio, cuyos profesionales soportan altos niveles de estrés laboral y sobrecarga física y mental como consecuencia de la exposición a estos riesgos".

Así, CSIF ha insistido en que la no cobertura de estas ausencias y vacantes supone una modificación en las condiciones de trabajo del resto de los profesionales que "asumen la sobrecarga y multiplican su exposición a distintos factores de riesgo". "La Administración no está garantizando la seguridad y salud de sus trabajadores, que quedan sometidos a unas condiciones de trabajo extremadamente difíciles, bajo una gran presión y estrés", han lamentado.

"El sistema público de salud está al borde del colapso", sentencian desde CSIF, que critica la falta de transparencia de la Administración, "cuyos esfuerzos son cada vez mayores para ocultar una realidad espantosa, a través de unos datos sesgados e incompletos que no reflejan con claridad la gestión en materia de recursos humanos del SAS".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios