Málaga

Controlado el vertido de 8.000 litros de gasoil en el puerto de Málaga

  • La Autoridad Portuaria, Capitanía y Salvamento Marítimo trabajan en su recogida

Las barreras colocadas por la Autoridad Portuaria para contener el vertido. Las barreras colocadas por la Autoridad Portuaria para contener el vertido.

Las barreras colocadas por la Autoridad Portuaria para contener el vertido. / J. C. Cilveti (Málaga)

En la noche del jueves, el Ferry de Baleària Sicilia que enlaza con pasaje y carga la ruta entre Málaga y Melilla sufrió un escape de combustible mientras permanecía atracado en el muelle 3-A3. Si estar aún claras las causas exactas de este incidente bajo investigación, este buque, tras finalizar una maniobra de repostaje desde tierra comenzó a arrojar carburante por su banda de babor; un vertido prolongado que significó la salida de entre 8.000 y 9.000 litros de gasoil a las aguas portuarias.

Alertado el servicio de amarradores, encargados de la lucha en primera instancia contra los vertidos contaminantes en el puerto, el muelle de Cánovas (conformado por los atraques 3-A1, 3-A2 y 3-A3) fue acotado con barreras antipolución marina; una acción que se completo a la salida del Sicilia a las 01:30, con la instalación de una barrera doble entre los muelles número uno y siete.

Acotada la zona del vertido y con responsables portuarios y de Capitanía Marítima a pie de muelle, el puerto quedaba cerrado momentáneamente para instrumentar las medidas de acción frente al incidente. Autorizada esta mañana la entrada del ferry de Trasmediterránea Ciudad Autónoma Melilla y mientras la lancha de salvamento marítimo con base en Málaga Salvamar Alnitak operaba en la dársena de Heredia removiendo restos, el servicio de amarradores reposicionaba la línea anticontaminación que unía los muelles uno y siete; una barrera que quedó colocada entre los muelles siete y 3-A3 cerrando la dársena de Heredia.

El buque de Salvamento Marítimo “Clara Campoamor” llegó para apoyar la operativa

Con esta lámina de agua clausurada y tras permitir que un buque que estaba en el dique flotante pudiera salir y quedar atracado en el muelle número cuatro rodeado por una línea de protección, los trabajos de recogida de restos se iniciaban al mediodía. Llegados procedentes de Sevilla una serie de medios anticontaminación de Salvamento Marítimo, a primeras horas de la tarde los trabajos se centraban en movilizar las manchas de gasoil hacia la esquina del muelle 3-A3 para desde allí ser evacuadas por unos sistemas de recolección.

Teniendo en cuenta que parte del muelle de Cánovas está comunicado bajo el nivel del agua, el remolcador Vehintinueve, posicionado en el muelle 3-A2, el atraque habitual del buque de Trasmediterránea, durante varias horas estuvo accionando sus propulsores para producir un aguaje que movilizara las manchas hacía la zona acotada. Mientras esto se realizaba, dos embarcaciones menores, una de amarradores y otra del servicio de limpieza del puerto, tiraban de pequeñas barreras flotantes para dirigir las manchas a la zona de recogida.

Mientras todo esto ocurría, a las 19:00, el buque de Salvamento Marítimo Clara Campoamor llegaba a aguas malagueñas procedente de Almería para prestar apoyo en las labores de limpieza. Una recogida de restos de gasoil que también contará con un equipo de buzos de esta misma empresa.

Consultados por Málaga Hoy diferentes técnicos en asuntos relacionados con la contaminación marítima y portuaria, la circunstancia de que el vertido sea de gasoil minimiza en gran medida las posibles consecuencias a posteriori. La evaporación del producto, que juega a favor de la limpieza, además de la rápida actuación de la Autoridad Portuaria han permitido a media tarde el normal uso de los muelles 3-A1 y 3-A2, quedando sólo el 3-A3, lugar donde se produjo en accidente, inoperativo hasta el domingo; fecha en la que según las previsiones del Puerto finalizará la recogida de residuos y se restablecerá la normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios