Málaga

Cortefiel llega a la Alameda Principal de Málaga

  • La marca abrirá a mediados de mes la primera tienda de moda en este eje, ocupando el antiguo local de la librería Luces

Antiguo local de la librería Luces, en la Alameda, que será ocupado por Cortefiel. Antiguo local de la librería Luces, en la Alameda, que será ocupado por Cortefiel.

Antiguo local de la librería Luces, en la Alameda, que será ocupado por Cortefiel.

La Alameda Principal recibe un nuevo inquilino comercial. Y no cualquiera. La firma Cortefiel tiene previsto abrir a mediados de mes (15-16) un establecimiento en el que está llamado a convertirse en uno de los grandes ejes de la capital de la Costa del Sol, restando algo de protagonismo a Larios. Una de las particularidades de esta operación es que se trata del primer establecimiento de moda en una avenida donde proliferan los establecimientos de hostelería. 

La tienda de la filial del grupo Tendam, responsable también de Pedro del Hierro, Springfield, Women’s Secret y Fifty, ocupará el que durante años fue el local de la librería Luces, situado en el lateral norte de la Alameda Principal. Cabe recordar que este negocio cultural se mudó justo al lateral sur de esta misma calle hace ahora dos años. La nueva tienda, según confirmaron desde Tendam, dispondrá de 520 metros cuadrados en dos plantas, dando cabida a ropa de hombre y mujer de Cortefiel y Pedro del Hierro, así como a un ‘córner’ de la ropa Slow Love de Sara Carbonero.

Fuentes del sector confirmaron a este periódico que desde hace tiempo Cortefiel venía buscando un espacio céntrico en el que asentarse. Una apuesta que ahora ve realizada. Desde la propia empresa valoraron el paso dado. "Estamos muy contentos de llegar a esta calle", indicaron. La Alameda, sometida hace ahora un año a un importante proceso de transformación urbana, está llamada a convertirse en una de las referencias comerciales para las grandes marcas. 

Bien es cierto que el proceso está siendo más lento y pausado de lo contemplado hace un año, cuando se dio casi por culminada la semipeatonalización del eje, en buena medida por las altas expectativas de los propietarios de locales respecto a los precios de arrendamiento y por la incidencia que, como en todos los sectores, el coronavirus está teniendo sobre las inversiones en el retail.

A falta de un par de puntos de la Alameda, coincidentes con la parte afectada por la construcción del tramo del Metro (caso del punto en el que quedara localizado el edículo de acceso a la futura estación Atarazanas), la operación de regeneración de este espacio urbano es una realidad desde hace un año. Justo a principios de diciembre de año pasado las administraciones responsables de los trabajos dieron por completada la intervención, en la que han sido invertidos del orden de 11 millones de euros.

La incidencia de esta actuación es mayúscula en lo que a la creación de nuevos espacios peatonales se trata. Lejos de la antigua estampa del eje, ahora las superficies priman el paseo frente a la reserva de suelo para el tráfico rodado. Y muestra de ello es que de toda la superficie, el 70% queda disponible para el peatón, con unos 23.000 metros cuadrados (lo mismo que cinco calles Larios), distribuidos en las alas norte y sur, peatonalizadas. Sólo el eje central se mantiene abierto al paso de vehículos.

A la llegada de Cortefiel habrá que sumar en los próximos meses el efecto positivo que tendrá la terminación de un edificio de uso residencial en la misma acerca norte, la rehabilitación de otro inmueble en la parte sur como edificio de apartamentos turísticos y, principalmente, la terminación de los trabajos de recuperación de La Equitativa, que dará cabida en los primeros meses del año que viene a dos hoteles: uno de cinco estrellas, que explotará Only You y otro de cuatro que estará gestionado por Soho Boutique Hotels.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios