Málaga

La Costa del Sol vive en 2020 el peor año turístico, con una caída estimada de 9,4 millones de viajeros

  • Del Cid asegura que continuarán con la promoción y espera una mayor recuperación a partir del segundo semestre del año

Un grupo de turistas en la calle Alcazabilla. Un grupo de turistas en la calle Alcazabilla.

Un grupo de turistas en la calle Alcazabilla. / Javier Albiñana

La crisis sanitaria de la pandemia del Covid-19 ha derivado en una crisis económica que ha atacado, en mayor o menor medida, a los sectores productivos de la provincia, con especial incidencia en el sector turístico de Málaga. Turismo Costa del Sol, de hecho, considera a 2020 como "el peor año turístico de su historia" y estima que el número de turistas recibidos en el ejercicio recién terminado caerá en 9,4 millones de viajeros.

Así lo ha indicado la consejera delegada de Turismo Costa del Sol, Margarita del Cid, quien ha señalado que, conocidos los flujos turísticos de enero y febrero de este año, cuando la pandemia aún no había azotado a la provincia, se ha estimado la pérdida teniendo en cuenta desde el año 2017 a 2019.

La empresa pública de Turismo, dependiente de la Diputación, ha considerado que durante el estado de alarma hubo un porcentaje, aunque reducido, de turistas residenciales que llegaron a la provincia para pasar el confinamiento en sus segundas residencias y, en el último trimestre de este año, se han tenido en cuenta los indicadores disponibles y también los adelantados, es decir, las búsquedas y reservas de vuelos a tres meses vista además de las limitaciones de movimientos de la población.

Con todo, Turismo Costa del Sol cifra en 9.385.124 los turistas que recibirá de menos la provincia de Málaga en 2020, lo que supone una caída del 71 por ciento sobre el total de turistas de 2019. Para dicho dato se ha tenido en cuenta que los viajeros estarían de media 8,38 días con un gasto medio por persona de 817,58 euros. Después de aplicar la metodología input-output se estima que la pérdida del gasto turístico en 2020 tendrá un efecto negativo en la economía malagueña de unos 10.351,9 millones de euros debido a la crisis del COVID-19.

En concreto, la demanda inicial (producción directa) que se detraerá a la actividad económica de la provincia será de 6.016,4 millones de euros, "una vez sustraída la parte de la demanda importada y transformado dicho importe de precios de adquisición a precios básicos". Esa demanda inicial hubiese producido a su vez unos impactos indirectos e inducidos sobre el resto de sectores productivos, valorados en 4.335,5 millones de euros, ha especificado Del Cid. 

Pese a las dificultades y a cómo estos meses se han tenido que ir cambiando sobre la marcha las acciones previstas, para adaptarlas al formato virtual, e incidir en que no se ha dejado de promocionar el destino malagueño por el mundo, la consejera delegada de Turismo Costa del Sol ha subrayado: "No vamos a parar, apostamos por que la promoción no pare porque es muy importante que el recuerdo permanezca".

De hecho, el plan de acción aprobado para 2021 son conscientes de que es un documento vivo que se irá adaptando a las situaciones que se vayan produciendo: "Lo consensuamos con nuestros socios del sector privado, del que vamos de la mano, e iremos modificándolo y viendo según se vayan abriendo oportunidades".

Una de las bazas de Turismo Costa del Sol es su trabajo desde hace años en el sistema de Inteligencia Artificial: "Nos da ventaja porque nos permite saber qué se está buscando; nos saltan las alarmas sobre qué se interesan y desde dónde lo cual nos permite tener en tiempo real información y adaptarnos a lo que el mercado está demandando".

Respecto a las previsiones, Del Cid asegura que en 2021 no habrá "una recuperación total" pero sí ha indicado que prevén un segundo semestre del año mejor para que "muchas empresas puedan sobrevivir, se vuelva a generar actividad económica y haya una recuperación dentro de lo que está ocurriendo".

Cuestionada por el interés que están despertando los hoteles de la provincia de Málaga, especialmente los del litoral, para los fondos de inversión, la también vicepresidenta segunda de la Diputación ha indicado que "siempre es bueno que haya empresas dispuestas a invertir en la marca Costa del Sol". No obstante, ha advertido que Turismo Costa del Sol estará "vigilante" para que se mantenga la calidad del destino y el empleo y ha recordado que el sector turístico de la provincia lleva "años luchando por mejorar y contra la estacionalidad turística".

"Vamos a seguir siendo un destino de calidad y está bien que vengan millones y millones de turistas pero siempre ha sido muy importante la calidad, el gasto medio, la riqueza y el empleo y estaremos vigilantes, por supuesto", ha finalizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios