Málaga

Crean un sindicato de inquilinos para protestar por la subida del alquiler

  • Denuncian "el incremento abusivo del precio del alquiler" por el auge de viviendas turísticas y convocan una manifestación el 12 de mayo

Varios turistas en la puerta de un edificio con viviendas turísticas en la capital. Varios turistas en la puerta de un edificio con viviendas turísticas en la capital.

Varios turistas en la puerta de un edificio con viviendas turísticas en la capital. / javier albiñana

Un grupo de vecinos que viven en régimen de arrendamiento han creado en Málaga un sindicato, llamado de inquilinos, que se marca como reto conseguir un "alquiler justo". Este tipo de agrupaciones ya se han realizado en otras ciudades de España como Madrid o Barcelona y Málaga se suma ahora a esta iniciativa para defender sus derechos como inquilinos.

Alquilar una vivienda es cada vez más complicado en la capital. Los mayores problemas se dan en el Centro, pero también hay dificultades en otras barriadas. Muchos propietarios han cambiado los alquileres de larga temporada por otros para turistas, que están pocos días, tienen mucha rotación y dan una mayor rentabilidad. Eso está provocando que los propietarios pidan a sus inquilinos tradicionales que se vayan para poder dejar la vivienda para turistas. Hay otros propietarios que no quieren arrendar a turistas porque eso lleva aparejado cumplir una serie de requisitos como vivienda de uso turístico para registrarse en la Junta de Andalucía, pero que están pidiendo precios casi desorbitados a los inquilinos si quieren seguir en la vivienda ya que saben que hay mucha demanda y poca oferta de larga temporada. Hay casos en los que inquilinos pagaban 500 euros al mes y ahora le piden 800 ó 900 euros mensuales.

"Somos un grupo de vecinos que queremos impulsar un sindicato de inquilinos por la defensa del derecho a la vivienda y un alquiler asequible, estable, seguro y digno", aseguran en un manifiesto en la página web que han creado (inquilinatomalaga.org). En ese texto subrayan que "queremos combatir esta nueva burbuja inmobiliaria que ataca a nuestra ciudad, basada en el incremento especulativo y abusivo del precio de los alquileres (de un 17% en el último año y de un 200% en el centro histórico)". "Denunciamos además que la precarización general de las condiciones de trabajo multiplica el riesgo de exclusión residencial: cada vez tenemos más dificultades para hacer frente a la carestía desmesurada de la vida", añaden.

Desde este sindicato aseguran que "reivindicamos la lucha contra los procesos de presión turística y gentrificación que nos expulsan de nuestros barrios" y se ofrecen a dar asesoramiento sobre los derechos y deberes de los inquilinos.Este sindicato quiere animar a que participan las personas que estén con ese problema y participará en una manifestación el sábado 12 de mayo a las 12:00 que partirá desde la plaza de la Constitución con el lema Málaga no se vende. La Junta de Andalucía ya ha legalizado 20.300 viviendas turísticas en la provincia malagueña, de las cuales 3.145 están en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios