Málaga

Dani Pérez lleva a Valencia su propuesta de crear 10.000 VPO en Málaga

Congreso en torno a la vivienda organizado por el PSOE en Valencia

Congreso en torno a la vivienda organizado por el PSOE en Valencia

El candidato socialista a la Alcaldía de Málaga, Daniel Pérez, ha defendido este sábado en Valencia su proyecto para construir 10.000 VPO con un precio tope de 150.000 euros; lo que considera "el primer paso para frenar la huida de las familias malagueñas de nuestra ciudad ante el preocupante incremento de precios del alquiler y compra, convirtiendo a Málaga en una de las capitales con los precios más elevados".

Así lo ha manifestado durante su intervención como coordinador de la mesa 'Buenas prácticas municipales' en el seno de un congreso en torno a la vivienda organizado por el PSOE y que ha contado con la participación del secretario general del partido, Pedro Sánchez; del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, entre otros regidores de ciudades españolas.

En su discurso, Pérez ha lamentado que "en pocos meses Málaga, mi ciudad, ha pasado de ser portada en medios nacionales e internacionales por estar de moda a ser portada por el grave problema de la vivienda que sufre". Y como ejemplo, ha citado un reportaje reciente en portada de uno de los periódicos más leídos en el país cuyo periodista "escogía un edificio del centro de Málaga para poner rostro y ejemplificar el problema de la vivienda que hay en estos momentos" con comentarios desgarradores por parte de sus inquilinos.

Además, "Málaga lidera los ránquines del país en cuanto al aumento del precio de la vivienda en los últimos años", una realidad de la que culpa al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, "por su inacción. El PP lleva 28 años gobernando mi ciudad y su modelo de alfombra roja a la especulación es la que nos ha llevado a esta situación de verdadero drama habitacional", ha agregado el también secretario general del PSOE de Málaga.

Pérez ha insistido entonces en que "el modelo del PP en Málaga es disparatado: hay distritos, como el Centro Histórico, donde el número de pisos turísticos ya supera a los habitantes censados, mientras que crecen como setas unas torres de lujo inalcanzables para la mayoría de los malagueños, que cuestan entre 700.000 euros y casi dos millones de euros, que millonarios y fondos de inversión pagan al contado".

Paralelamente, ha continuado, "se empuja a 7.500 malagueños al año a hacer la maleta hacia otros municipios", ha advertido, apuntando a que entre estos residentes de Málaga "de toda la vida, se van principalmente familias jóvenes con hijos pequeños, mientras que a los que acaban de entrar en el mercado laboral se les hace muy difícil emanciparse de la vivienda de sus padres".

Así, el candidato socialista a la Alcaldía de Málaga ha recordado su compromiso. "Mi prioridad como alcalde es acabar con ese modelo del PP que expulsa a los malagueños de su ciudad. Para ello, mi compromiso es construir 10.000 VPO en la ciudad con un precio tope de 150.000 euros para poner fin al drama habitacional que sufre Málaga". Y ha asegurad que esta será "la primera medida que los socialistas vamos a poner en marcha desde el gobierno de nuestra ciudad. Después llegarán otras para aumentar el parque público de viviendas".

"Mi prioridad como alcalde es acabar con ese modelo del PP que expulsa a los malagueños"

También, el responsable socialista ha señalado directamente a la proliferación de viviendas turísticas como la causa responsable de "un dramático efecto que se está extendiendo a los barrios, que es la subida del alquiler por las nubes". De esta manera, "siguiendo el ejemplo del alcalde socialista de Palma, José Hila, vamos a prohibir el alquiler de viviendas con fines turísticos en pisos de la ciudad, de forma que sólo estarían permitidas las viviendas turísticas en chalets independientes".

Pérez ha agregado que "hacer frente al problema de la vivienda es una cuestión de voluntad política y de valentía. Valentía y voluntad política como las que ha demostrado el gobierno de Pedro Sánchez, aprobando una revolucionaria Ley de Vivienda, la primera de la democracia". Y es que, a su juicio, el problema de la vivienda es transversal, por ello "es necesario que todas las administraciones públicas se involucren desde su ámbito y con sus competencias para solucionarlo, luego el Gobierno central precisa de ayuntamientos aliados para resolver este problema".

Finalmente, el líder socialista ha hablado sobre "el Ayuntamiento de Málaga tras el 28 de mayo. Un ayuntamiento comprometido con el derecho a la vivienda digna. Como alcalde aspiro a hacer de Málaga una ciudad habitable, además de visitable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios