Municipal

De la Torre avanza en la obtención del suelo para que Málaga organice una Expo Internacional

  • Ve próximo un acuerdo para permutar 800.000 metros de Sepes por cuatro suelos para unas 500 VPO en el sector Universidad

Terrenos sobre los que el Ayuntamiento quiere organizar la Expo Internacional. Terrenos sobre los que el Ayuntamiento quiere organizar la Expo Internacional.

Terrenos sobre los que el Ayuntamiento quiere organizar la Expo Internacional.

Francisco de la Torre mantiene intacta su apuesta personal para que Málaga opte a organizar una Exposición Internacional en materia de innovación y sostenibilidad ambiental. Con este propósito, antes incluso de convencer de las bondades de su propuesta al Gobierno central, que es el competente a la hora de postular la candidatura de la capital de la Costa del Sol, viajó el pasado jueves a París para reunirse con los máximos responsables de la Oficina Internacional de Exposiciones.

De regreso a la ciudad, el regidor ha confirmado lo avanzado ayer por Málaga Hoy y ha valorado que en el ente internacional, responsable en última instancia de conceder o no la celebración de un evento de esta naturaleza, la propuesta tuvo "muy buena acogida". "Hubo un cambio de impresiones sobre las aspiraciones de Málaga, la posible candidatura", ha precisado De la Torre, quien ha incidido en el hecho de que es el Ejecutivo central el que tiene que hacer la propuesta.

Preguntado por los contactos mantenidos con el actual gabinete en funciones de Pedro Sánchez, el mandatario local se ha limitado a indicar que los hubo hace meses, cuando se le informó sobre su intención de anunciar en la campaña electoral de las pasadas municipales su apuesta por optar a la Expo Internacional de 2026.

Una fecha que es sustituida ahora por 2027. Así lo ha aclarado De la Torre, quien ha defendido esta nueva referencia temporal como la más adecuada. Conforme al calendario establecido por la Oficina Internacional de Exposiciones, el Gobierno español deberá presentar una ciudad candidata a este evento seis años antes.

Es decir, que el regidor malagueño tiene poco más de un año para convencer al próximo Ejecutivo de las bondades de su proyecto. En este sentido, se ha mostrado confiado en que el gabinete que salga de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre "vea ilusionante como nosotros vemos este proyecto y lo exponga de una manera ya oficial".

Una de las cuestiones en las que sí parece haber algún avance, al menos así lo ha atestiguado el alcalde, es el de los suelos en los que pretende que se asiente la Expo. Sobre el particular, ha hablado de los avances producidos para lograr una permuta de suelos con la entidad Pública Empresarial de Suelos (Sepes), dependiente del Ministerio de Fomento.

De hecho, según ha podido saber este periódico, las dos administraciones ya se han sentado a la mesa y abierto negociaciones al respecto. De acuerdo con el apunte hecho por el regidor, el tenor de las conversaciones parece favorable a los intereses municipales. Su intención es obtener unos 800.000 metros cuadrados de suelo localizados en el sector Buenavista, al sur de la autovía del Guadalhorce, en las proximidades de la Universidad, del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y del aeropuerto. Un punto "estratégico", tal y como dijo en campaña.

Para hacerse con su propiedad, el Consistorio ofrece al ente estatal cuatro parcelas ya urbanizadas en el sector Universidad (SUP T-8), donde podría edificar alrededor de medio millar de viviendas de protección oficial (VPO). Las fincas son las que restan de la operación diseñada por el Ayuntamiento para levantar 1.001 viviendas a precio asequible en la zona oeste de la capital, repartidas en nueve solares.

Se da la circunstancia de que cinco de estos terrenos serán próximamente desarrollados por el propio Ayuntamiento después de que la Junta de Andalucía haya validado la petición de subvenciones por valor de 11,7 millones de euros para ir adelante con la ejecución de 476 pisos en régimen de alquiler.

Dentro de los 800.000 metros cuadrados que quiere De la Torre una parte estaría destinada a los pabellones e instalaciones de los países participantes; otra, de unas 36 hectáreas (originalmente planteadas como ampliación del Centro de Transportes de Mercancía) tendría uso logístico, mientras que otras 20 hectáreas permitirían desarrollos residenciales complementarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios