Municipal

De la Torre dará el suelo de forma directa a la UCAM para su llegada a Málaga

  • El Ayuntamiento está a la espera de que la entidad complete la documentación para llevar el acuerdo a la Junta de Gobierno Local

  • El terreno se otorgaría por un periodo de entre 25 y 35 años

Vista del suelo seleccionado para la llegada de la UCAM a Málaga. Vista del suelo seleccionado para la llegada de la UCAM a Málaga.

Vista del suelo seleccionado para la llegada de la UCAM a Málaga. / Javier Albiñana

El mecanismo legal mediante el que el Ayuntamiento de Málaga pretende allanar el terreno para la llegada de la Universidad Católica de Murcia (UCAM) a la capital ya está trazado. La opción por la que finalmente se decanta el equipo de gobierno del PP pasa por una concesión directa a la institución, descartando la posibilidad de un concurso abierto como había manejado el alcalde, Francisco de la Torre. Despejada la duda, el Ejecutivo local está a la espera que de la UCAM amplíe la documentación técnica de la propuesta de intervención para poder llevar en las próximas semanas el asunto a la Junta de Gobierno Local.

Así lo explicaron a Málaga Hoy fuentes municipales, que ponen en valor el pronunciamiento de la Secretaría General del Ayuntamiento, que adujo que dadas las características del proyecto y de la existencia de un protocolo de intenciones ya firmado, lo más adecuado es la adjudicación directa, sin abrir la puerta a una puja de propuestas de diferentes universidades para hacerse con los terrenos seleccionados para este destino.

Firma del protocolo de intenciones entre el Ayuntamiento, la UCAM y el COE. Firma del protocolo de intenciones entre el Ayuntamiento, la UCAM y el COE.

Firma del protocolo de intenciones entre el Ayuntamiento, la UCAM y el COE. / Javier Albiñana

"El secretario señala que ya que se había firmado el protocolo y existía un proyecto concreto para ese suelo, no un proyecto genérico, con la iniciativa de UCAM de la mano del COE y en la previsión de usar instalaciones deportivas que se encuentran en el entorno; por eso lo más lógico es concesión demanial directa y ese es el objetivo", insistieron desde el equipo de gobierno. Asimismo, incidieron en que juega a favor de esta solución el que las otras universidades que han mostrado interés por llegar a la ciudad manejan otros suelos.

La parcela seleccionada para la llegada de la Universidad Católica de Murcia tiene una superficie de 38.600 metros cuadrados

Los terrenos seleccionados, localizados en el litoral oeste de la capital, cerca del Martín Carpena, del complejo de piscinas y de raqueta, tienen una superficie de unos 38.600 metros cuadrados. De la parcela completa, resta por adquirir, vías expropiación, una pequeña pastilla de unos 1.000 metros cuadrados. El procedimiento de enajenación de parte de este sector quedó frenado hace algunas semanas por la negativa de Ciudadanos a apoyar la propuesta del equipo de gobierno.

Las fuentes precisaron que la ausencia de esta parte del suelo no afecta al proyecto en su globalidad, si bien la futura concesión de otorgará sobre el resto de los terrenos, condicionando la posterior incorporación del solar pendiente. De hecho, incidieron en que el programa de actuación diseñado por la UCAM contempla el inicio de la construcción de las primeras edificaciones universitarias por la parte norte de los terrenos, lo que daría más tiempo para poder avanzar en completar la expropiación de las fincas necesarias.

Todos estos detalles fueron puestos sobre la mesa en una reciente reunión mantenidas "por el equipo completo de UCAM, con uno de los hijos del presidente, con el rector de Ordenación Educativa, y los responsables de la Gerencia de Urbanismo". En ese encuentro, indicaron las fuentes, "se aclararon los términos urbanísticos de la parcela, la delimitación, el techo y se quedó en mandar una ficha urbanística".

Por ello, expusieron que el "próximo paso oficial debe ser la concesión directa", con plazo estimado de entre 25 y 35 años. Antes, la UCAM debe aportar nuevos detalles relacionados con la memoria económica y de inversiones, fundamental para poder determinar el canon al que tendrá que hacer frente.

"Eso es por imperativo legal, aunque el secretario municipal apuntaba la posibilidad de fijar ciertas compensaciones; a pesar de ello el equipo del Ayuntamiento que está trabajando en este asunto cree que tiene que haberlo sobre la base del modelo habitual en estos casos", explicaron. Respecto a la cifra a la que tendrá que hacer frente la Universidad Católica de Murcia, las fuentes admitieron la realización de cálculos, "pero son incompletos porque había presentado en su documentación datos de la inversión solo de los primeros seis años, cuando tiene que ser por todo el periodo concesional; esa documentación tiene que completarse, detallando inversiones en edificios en todas las fases, equipamientos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios