Málaga

Vía libre a la implantación de la Universidad Católica de Murcia

  • El Ayuntamiento abre la puerta a ceder a coste cero y por 35 años 38.000 metros de suelo

José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, Francisco de la Torre y Alenjandro Blanco, presidente del Comité Olímpico. José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, Francisco de la Torre y Alenjandro Blanco, presidente del Comité Olímpico.

José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, Francisco de la Torre y Alenjandro Blanco, presidente del Comité Olímpico. / M. H.

En un acto solo para periodistas gráficos, sin opción a preguntas y, por tanto, a explicaciones, el Ayuntamiento de Málaga firmó ayer un protocolo administrativo de intenciones con la Universidad Católica de Murcia y el Comité Olímpico Español (COE) para la implantación en la ciudad de un nuevo centro de estudios universitarios.

Esta entidad privada prevé implantar once titulaciones vinculadas a la medicina, el deporte y la nutrición que podrían sumar 4.000 alumnos en seis años. Se ubicaría en tres manzanas de suelo, algo más de 38.600 metros cuadrados en uno de los emplazamientos más privilegiados de la capital, entre la avenida Imperio Argentina y el camino de La Térmica. Estas parcelas podrían ser cedidas por el Consistorio a coste cero si se acredita que no hay ánimo de lucro por parte de la Fundación Universitaria San Antonio, como ocurrió en el convenio con el Ayuntamiento de Murcia en 2005. El documento expresa que “se establecería un canon, salvo que se acredite fehacientemente que no hay utilidad económica para la fundación concesionaria”.

En el convenio firmado por esta entidad con el Consistorio murciano se cedió de manera gratuita la parcela durante diez años para los servicios y actividades docentes pero, a su vez, la fundación se comprometió a entregar al Ayuntamiento una donación de 2,3 millones de euros para fines y actividades sociales. En el caso de Málaga la concesión demanial del suelo público para uso privado se prevé por 35 años prorrogable a otros 35 en un entorno en el que se proyectan dos grandes operaciones inmobiliarias, La Térmica y Torre del Río. Las parcelas están calificadas como sistema general de equipamiento y servicios públicos de carácter municipal.

Según se recoge en el protocolo de intenciones, el campus pondría en marcha once titulaciones. Los grados de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, en español e inglés, Nutrición Enfermería, Fisioterapia, Medicina (en español y en inglés), Nutrición Humana y Dietética, Odontología (en español y en inglés), Psicología y Terapia Ocupacional. También se prevé la instalación de un centro de alta especialización profesional en el ámbito del deporte, la salud y la nutrición en el marco de un proyecto vinculado al Comité Olímpico Español. Este último, por su parte, se compromete consistiría en potenciar e impulsar la celebración de acciones conjuntas en Málaga que favorezcan la realización de actividades orientadas a mejorar los resultados de los deportistas españoles en competiciones nacionales e internacionales de máximo nivel.

La promoción del deporte desde la base hasta los profesionales, carrera dual para facilitar que los deportistas de élite tengan formación universitaria, becas a deportistas olímpicos, patrocinio y gestión directa de equipos deportivos son algunas de las propuestas del COE recogidas en el documento firmado ayer.

También se refleja en el escrito que el Ayuntamiento “estima de interés público y social” apoyar la creación en Málaga de un nuevo centro de estudios donde se ofrezca formación universitaria, se desarrollen investigaciones de relevancia internacional especialmente en el ámbito del deporte, la salud y la nutrición; se promueva el deporte en toda su magnitud, se trabaje con las empresas del entorno; se atraigan a estudiantes internacionales; se apoyen iniciativas sociales en la zona, y se cree empleo, “elevando en definitiva la competitividad de Málaga en los ámbitos en la docencia y el deporte”, se dice en el documento.

Desde el Consistorio también destacan que el proyecto completaría la oferta pública y privada existente “incrementado la oferta académica en la ciudad y máxime cuando la formación y la educación son los retos más importantes que tiene Málaga ante sí”, explican. Ahora resta que la Universidad Católica de Murcia solicite la concesión demanial aportando una memoria y los documentos que se requieran para su tramitación. Las condiciones quedarán reguladas en el correspondiente pliego de condiciones técnicas y jurídico-administrativas y habría un cronograma de la implantación de los edificios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios