Málaga

Denuncian que la ambulancia tardó casi tres horas en acudir a una llamada por un posible infarto

  • La mujer fue llevada por sus hijos al Hospital Xanit y falleció minutos después

  • El 061 dice que se asigna el recurso más adecuado según la información que da la persona que alerta

Una ambulancia del 061 en una imagen de archivo. Una ambulancia del 061 en una imagen de archivo.

Una ambulancia del 061 en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

Encarni Rico Fernández tiene grabado a fuego cada minuto del lunes 25 de enero. Poco después de dejar a sus hijos en el colegio recibió la llamada de la cuidadora de su madre, de 78 años, porque se había despertado con dolor en el pecho y dificultad para respirar. “Pero estaba consciente”, relata. A las 9:20 le hicieron la llamada al servicio de emergencias del 061 y, según afirma Encarni, les aseguraron que iban a enviar una ambulancia.

Al ver que cada momento su respuesta era peor, ella y su hermano decidieron montarla en el coche con mucha dificultad y llevarla al Hospital Xanit, que les pilla a 12 minutos de su residencia en la Capellanía, en Benalmádena. Pero falleció minutos después de una parada cardiovascular. A las 12:05, cuando ya se preparaban para ir al cementerio, llegó la ambulancia a su casa.

“Mi madre tenía parkinsonismo y problemas de riego sanguíneo, pero estaba más o menos bien. Le habían cambiado la pila del marcapasos en diciembre, daba sus paseos, iba a la peluquería, hacía cerámica...”, recuerda Encarni. El día anterior, dice, estaba estupenda, por eso le sorprendió verla empeorar tan rápido.

“Cuando la metimos en el coche estaba un poco rígida y respiraba con mucha dificultad, por el camino se fue apagando poco a poco, fueron los 12 minutos más largos de mi vida”, relata. A su llegada ya había dejado de respirar y aunque intentaron reanimarla certificaron su muerte a las 10:00.

“A lo mejor mi madre no hubiera tenido remedio, pero le podían haber puesto oxígeno o reanimado y ganado más tiempo, aún así creemos que esperar casi tres horas a una ambulancia no es lógico en una situación de emergencia, fue todo muy desesperante”, confiesa.

Y lamenta que solo haya dos ambulancias para una población de 70.000 habitantes. “Mis dos hermanos son policías locales de Benalmádena y muchas noches han acudido a alguna llamada y han llevado ellos mismos a los pacientes al hospital, fue mi hermano el que intuyó que el 061 no iba a llegar a tiempo y por eso decidimos llevarla nosotros”, agrega.

“Al menos nos quedamos más tranquilos de que hicimos lo que pudimos y que no murió sola”, señala Encarni, que no ha puesto ninguna reclamación por el momento aunque dio a conocer su historia a través de las redes sociales “por si pueden hacer algo, porque nuestra madre ya no va a volver pero sí podría servir a los demás”.

No hubo segunda llamada al 061

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061) confirma que no tiene constancia de ninguna reclamación relacionada con el caso. “EPES desea manifestar su pésame a la familia y se pone a su disposición para aportarles cuanta información necesiten relativa a su caso”, aseguran desde la entidad. Y también explican el proceso habitual.

“Desde la sala de coordinación de urgencias y emergencias de Málaga, tras recibir el aviso y en función a la información transmitida por la persona que alerta, se asigna el recurso más adecuado para este caso y siempre se traslada que ante un agravamiento de la situación se contacte de nuevo con el servicio”, subrayan. No hubo segunda llamada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios