Málaga

Desescalada Málaga: Los hosteleros cifran en poco más del 50% los bares abiertos en la provincia

  • El dato está por debajo de las previsiones del sector, que manejaba hasta un 80% con la tercera fase de la desescalada

Dos personas pasan junto a un bar cerrado, en el Centro de Málaga. Dos personas pasan junto a un bar cerrado, en el Centro de Málaga.

Dos personas pasan junto a un bar cerrado, en el Centro de Málaga. / Javier Albiñana

El proceso de desescalada de la actividad económica en la provincia de Málaga, instalada desde hace algo más de una semana en la fase 3, no está teniendo el efecto esperado sobre uno de los sectores más dañados por la pandemia: la hostelería. La principal asociación empresarial que agrupa a buena parte de estos negocios, con Javier Frutos al frente, estima que a día de hoy apenas hay abierto el 50% de estos establecimientos, lejos de las previsiones del 80% que se manejaban antes de que se avanzase en la reactivación.

El presidente de la principal asociación que agrupa a estos empresarios, Javier Frutos, confirmó que la respuesta es menor de lo esperado. "Pensábamos que íbamos a llegar a un 80% al inicio de la fase 3 pero estamos con menos", afirmó, si bien apuntó la posibilidad de que algunos locales aprovechen el próximo fin de semana para reabrir sus puertas. "Nos llega que algunos se lo están planteando antes de que entremos en la nueva normalidad, pero está claro que a las previsiones no estamos llegando; quizás estamos en un 50% o algo más", insistió.

La principal ventaja que trajo consigo el avance en la desescalada tiene que ver con un incremento de las superficies de explotación por parte de los establecimientos. Así, los bares, cafeterías y restaurantes ya permiten desde el pasado 8 de junio consumir en barra, siempre garantizando una separación mínima de dos metros entre clientes o grupos de clientes. El aforo interior se mantiene acotado al 50%, mientras que en las terrazas se permite el 75% de las mesas permitidas a cada establecimiento, con una ocupación máxima de 20 personas por mesa o grupo de mesas.

Mahos apunta que la facturación de los negocios apenas es un 40% del periodo previo

Unos parámetros que, desde el domingo, volverán a ser modificados. Así lo anunció ayer el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien anunció que la Administración regional va a permitir con el fin del estado de alarma un aforo máximo del 75% en el interior de bares y restaurantes y del 100% en terrazas manteniendo la distancia de seguridad de un metro y medio, siendo la máxima de 25 personas por mesa.

Frutos indicó que la apertura de negocios es dispar, en función de los municipios y de las zonas dentro de los mismos. En el caso de la capital de la Costa del Sol, aludió a que la actividad es mucho mayor en los barrios que en el Centro histórico. La ausencia de turismo se deja notar y mucho en la decisión de muchos empresarios por mantener la persiana bajada.

Y no sólo. El presidente de Mahos apuntó que las actuales condiciones del estado de alarma, con los niños en casa, hace que muchos trabajadores sigan optando por el teletrabajo, algo que se deja sentir de manera especial en la banca, los despachos de abogados o asesorías. Negocios que aportaban muchos de los clientes de los bares y restaurantes del casco antiguo.

Los números manejados siguen constatando la situación crítica por la que atraviesa el sector. Aunque de manera paulatina la reducción de las restricciones ha hecho posible que la reapertura de una parte de los locales (unos 18.000 en toda la provincia), los ingresos siguen muy lejos del escenario previo al coronavirus. Sobre ello, admitiendo que no existen datos exactos, Frutos habla de que de media no se llega al 40% respecto a los meses anteriores a la pandemia.

Mahos entiende que el comportamiento de la hostelería en las próximas semanas irá variando. Y apunta que puede ser "un termómetro" de medición lo que pase el lunes que viene y el resto de la semana, "viendo cómo se comporta el mercado turístico nacional e internacional". "Y el 1 de julio, que es cuando se van a abrir las fronteras", destacó Frutos, quien puso en valor también el efecto que tendrá el movimiento entre regiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios