sucesos

Detienen a la madre del bebé de 18 meses muerto con signos de maltrato en Málaga

  • El menor ingresó cadáver en el Materno, hasta donde lo llevó la progenitora, una joven de 22 años 

Hospital Materno Infantil. Hospital Materno Infantil.

Hospital Materno Infantil. / Javier Albiñana

La investigación por el caso del fallecimiento del bebé de 18 meses que ayer ingresó cadáver en el Hospital Materno Infantil de Málaga ya ha comenzado a dar sus frutos. La Policía Nacional ha detenido a la madre por su presunta relación con la muerte violenta del niño, que presentaba lesiones graves y que podrían ser compatibles con un episodio de malos tratos. 

La progenitora, según han confirmado desde la Comisaría Provincial de Málaga, es una joven de 22 años que ha sido arrestada como supuesta autora del asesinato de su hijo. Los investigadores no descartan nuevas detenciones. Será este martes cuando se un equipo de forenses le practique la autopsia al cuerpo sin vida del bebé, lo que permitirá conocer cuál fue la causa exacta del óbito.

Las alarmas saltaron este lunes por la tarde en el centro sanitario. Fue la madre la que acudió hasta allí con el menor. A su llegada, los médicos comprobaron que el pequeño, con distintas lesiones, ya había muerto pese a que la progenitora mantenía que seguía vivo. Según su testimonio, lo había llevado a Urgencias porque lo encontraba mal. Aunque la investigación  está todavía en un estado incipiente, de las primeras pesquisas se desprende que el menor habría sufrido varias lesiones graves en distintas partes de su cuerpo que podrían ser compatibles con uno o varios episodios de malos tratos.

Ante la sospecha de que el niño hubiera sido víctima de una muerte violenta, desde el Materno se activó el protocolo y los sanitarios dieron aviso a la Policía, que se hizo cargo del caso. Tras tomarle declaración a la progenitora para conocer su versión de los hechos, los agentes procedieron a su detención como supuesta responsable de los hechos.

El suceso se produce apenas una semana después de que un jurado popular hubiera declarado culpable, por unanimidad, a otra mujer acusada de asesinar a su bebé de 17 meses tras dejarla sola en la casa durante un mes con un biberón y unas galletas. La progenitora reconoció ante el juez que la dejó morir sola en la habitación de la casa a oscuras, con la persiana bajada y la puerta cerrada. El tribunal popular se opuso a que se le concediera la suspensión de la pena y el indulto.

Tras el veredicto del jurado, tanto la Fiscalía como la defensa reiteraron que se le debe imponer 15 años de cárcel por el delito de asesinato y un año más por el de abandono temporal de menor. Asimismo, se prorrogó la situación de prisión provisional en la que se encuentra la madre.

Por su parte, el abogado de la joven recordó que su cliente "ha asumido su responsabilidad desde el primer momento" y que, además, mostró arrepentimiento "inicialmente y ahora y no le queda más que cumplir y penar, porque a nivel personal ya lo está penando". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios