Málaga

La Diputación de Málaga activa ayudas a autónomos y empresas por 6,9 millones para combatir la crisis del Covid

  • Destina algo más de 2 millones a autónomos que acrediten caídas de hasta el 50% en su facturación 

  • Y hay 1,8 millones para potenciar la contratación de parados

Terraza de varios bares del Centro de Málaga. Terraza de varios bares del Centro de Málaga.

Terraza de varios bares del Centro de Málaga. / Javier Albiñana

La Diputación provincial de Málaga activa los primeros cinco planes diseñados para minimizar los efectos que la actual crisis sanitaria y económica están provocando sobre empresas de los sectores de la restauración y el agroalimentario, así como para incentivar la contratación de parados, con un volumen económico cercano a los 6,9 millones de euros. Una vez publicadas las convocatorias de estas ayudas en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga (BOP Málaga), los interesados tendrán hasta el 31 de octubre próximo para optar a las mismas.

Por volumen presupuestario, la línea de acción que tiene una mayor reserva es la correspondiente a la concesión de subvenciones de apoyo a autónomos con motivo del Covid-19. Esta iniciativa dispone de 2.078.814 euros, según los datos recogidos en la publicación oficial.

¿Quiénes pueden optar a estas aportaciones? Aquellos autónomos y profesionales de municipios menores de 100.000 habitantes de la provincia, "afectados por la crisis económica generada por la pandemia, que hayan reducido sus ingresos o facturación en un 50% en el segundo trimestre del año 2020 con respecto al mismo periodo de 2019". La cuantía máxima a conceder será de 4.000 euros.

Otros 1,8 millones de euros se destinan a empresas, autónomos y profesionales con el fin de apoyar la contratación de desempleados. En este caso, según las condiciones fijadas, el importe contemplado varía en función de si los contratos son indefinidos o temporales, así como en función de la edad de esos contratos.

En este sentido, será de 8.000 euros para los contratos indefinidos de personas con hasta 45 años. Con esa suma se subvencionará el salario y la Seguridad Social del primer año, "con la obligación de mantener el contrato de trabajo por un periodo de dos años". Si el empleado es mayor de 45 años, la aportación crece hasta los 11.000 euros, manteniendo la obligación de dos años de contrato.

¿Qué ocurre con los contratos temporales? En este supuesto, el importe será de 3.200 euros para nuevos empleados de hasta 45 años (salario y Seguridad Social por un periodo mínimo de seis meses, incrementándose en 320 euros por cada mes adicional completo, hasta alcanzar un máximo de 12 meses) y de 4.400 para los que superen esa edad (por un mínimo de 6 meses, aumentándose la subvención en 440 euros por cada mes adicional completo hasta alcanzar un máximo de 12 meses).

Desde la institución se aclara que la prórroga de estas relaciones temporales más allá del periodo inicialmente concertado "no supondrá un incremento de la subvención ya concedida". El plazo de presentación de solicitudes, "con un máximo de tres", permanecerá abierto hasta agotar el presupuesto y, en todo caso, hasta el 31 de octubre.

La institución supramunicipal sale en socorro también de algunos de los sectores más dañados por la crisis sanitaria. En concreto, destina 2 millones en ayudas a autónomos y empresas del sector de la restauración, cafeterías y catering "para gastos de mantenimiento y suministros de bienes inmuebles, adquisición de equipos de protección individual y demás material higiénico y sanitario”. El importe máximo será de 6.000 euros.

Dentro de los gastos subvencionables se mencionan los correspondientes al arrendamiento locales o de terrenos y el pago de suministros como electricidad, agua y gas... También forman parte del plan gastos de servicios de consultoría para la mejora de los servicios o de estudios y análisis de mejora de la estructura-financiera del solicitante o de formación para la prevención del Covid el personal. El plazo de ejecución de las actividades que pueden acogerse a esta convocatoria es el comprendido entre el 14 de marzo y el 31 de octubre, pudiéndose justificar el dinero recibido hasta el 31 de marzo de 2021.

Esta primera suma se complementa con otros 300.000 euros para este mismo sector, aunque en este caso para la adquisición de bienes de inversión necesarios, caso de mamparas protectoras, sistemas de control de aforo, sistemas de control de temperatura, taquillas para guardar la ropa de trabajo... La cuantía máxima es de 6.000 euros y los plazos son semejantes a la anterior convocatoria.

La última de las líneas de ayuda, con 800.000 euros, apunta al sector agroalimentario y comercios de productos alimenticios para gasto corriente y servicios. Los beneficiarios podrán sufragar de este modo gastos de mascarillas quirúrgicas, guantes, productos de limpieza, pruebas de PCR y de diagnóstico rápido, por ejemplo. El importe máximo también se fija en 6.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios