Málaga

Educación licita el comedor de 16.454 alumnos de 128 colegios

  • El contrato, por un importe de 30,5 millones, estará vigente dos años prorrogables

Una cocinera y su ayudante en el colegio Virgen de Belén, en una imagen de archivo. Una cocinera y su ayudante en el colegio Virgen de Belén, en una imagen de archivo.

Una cocinera y su ayudante en el colegio Virgen de Belén, en una imagen de archivo.

La Consejería de Educación sacó ayer a concurso el servicio de comedor para 16.454 alumnos de 128 colegios de la provincia de Málaga por un importe que de partida se eleva a 30,5 millones de euros. En conjunto en Andalucía, la Junta ha licitado el almuerzo que se ofrece en 551 colegios públicos de la comunidad autónoma, por una cifra global que supera los 58,2 millones de euros. Los contratos se establecen por dos años, ampliables a dos más.

El concurso se ha publicado fraccionado por lotes de colegios. En este sentido, se han licitado en Andalucía 129 contratos, de los que 30 corresponden a la provincia de Málaga.

Los colegios públicos de la provincia prestan el servicio de comedor a casi 51.000 alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria. Aproximadamente el 75% disfruta de subvenciones totales o parciales del precio del almuerzo, establecido en 4,38 euros cada día. La bonificación alcanza la totalidad de la tarifa en el 47% de los casos. Es decir, la Administración cubre el coste del almuerzo escolar de 24.000 alumnos de Málaga.

Los interesados en competir por estos contratos públicos pueden optar como máximo a un máximo de 18 lotes, tope con el que se pretende facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas a estos contratos y frenar que las grandes compañías dominen el sector. Las empresas que se hacen con los servicios de comedor escolar deben proporcionar no solo los menús, sino que también aportan el personal. En este sentido, una de las novedades que incorpora la licitación publicada ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) reside en que se valorarán las condiciones en la que estos trabajadores están contratados. En este sentido, se puntuará que los trabajadores estén contratados al menos dos horas, de modo que se cubra la totalidad del horario del almuerzo, que se desarrolla en los centros entre las 14:00 y las 16:00 .

Otro de los criterios que se tendrá en cuenta para adjudicar los contratos es la proximidad de las cocinas a los centros escolares que se atienden, así como la presencia de alimentos ecológicos en los menús, el tiempo que se les requiere a las familias para avisar anticipadamente de las ausencias y la mejora de la ratio de cuidadores. Actualmente la proporción de trabajadores por niños durante la hora del almuerzo está establecida en 15 escolares de Infantil, 25 en el caso de Primaria y 35 en Secundaria.

Otra de las condiciones que las empresas deben aceptar de antemano es que en el caso de que se produzca un cambio de adjudicatario, el nuevo contratista está obligado a asumir la plantilla del anterior.

La Consejería de Educación también obliga a aplicar el convenio colectivo, cuyo incumplimiento se considera una falta grave que llevas aparejadas diferentes penalizaciones. Además, no cumplir las obligaciones laborales, sociales o fiscales implica sanciones que incluyen no solo la resolución del contrato, sino la retirada de la autorización sanitaria que les permite operar en el sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios