Málaga

Educación se queda sin reserva de profesores para 66 asignaturas

  • La Consejería prevé crear bolsas de empleo restringidas a interinos de áreas académicas afines

Estudiantes siguen las explicaciones del profesor en el aula. Estudiantes siguen las explicaciones del profesor en el aula.

Estudiantes siguen las explicaciones del profesor en el aula.

A Educación se le agotan las existencias. Las bolsas de docentes interinos habilitados para impartir 66 asignaturas de Educación Secundaria, Formación Profesional, Escuelas de Idiomas y Educación Primaria están prácticamente a cero. Estas bolsas son a las que acuden los centros para cubrir las bajas y vacantes.

Ante esta tesitura la Consejería prepara dos convocatorias restringidas dirigidas a profesores y maestros interinos para que puedan impartir materias a las que inicialmente no estaban asignados, pero que son afines.

Los borradores de las convocatorias se dieron a conocer el pasado jueves a los sindicatos

Un ejemplo: hacen falta profesores de Matemáticas. Con la convocatoria restringida se permitirá incorporarse a la bolsa para proporcionar a los centros docentes de esta especialidad a titulados en Física, Estadística, alguna ingeniería o arquitectura. El único requisito es que los aspirantes deben pertenecer ya a una bolsa oficial de interinos creada de otra asignatura. Es decir, en este caso un profesor que esté en la bolsa de física podrá incorporarse también a la de matemáticas.

Los déficits son especialmente acusados en los institutos. El borrador que prepara Educación para la convocatoria restringida contempla 23 materias que deben impartir profesores de Enseñanza Secundaria y otras 23 para profesores técnicos de Formación Profesional. Además, se publicará también convocatoria para alimentar la bolsa de profesores de alemán, árabe, español para extranjeros y japonés de las escuelas oficiales de idiomas, de tres especialidades de música y artes escénicas, así como para artes plásticas y diseño, organización industrial y legislación, maestros de talleres de artes plásticas y diseño, técnicas de patronaje y confección y técnicas textiles, de acuerdo con el borrador preparado por la Consejería de Educación al que ha tenido acceso este periódico.

Una de las singularidades que se aprecian en las listas de interinos que se crearán procedentes de otras especialidades reside en los idiomas. Un importante número de bolsas requieren docentes que puedan acreditar el conocimiento de inglés, francés o alemán para impartir la asignatura. Por ejemplo, se solicitarán aspirantes para completar las bolsas de matemáticas y física tanto en inglés como en francés, o educación física en alemán.

Las convocatorias extraordinarias para conformar las bolsas de maestros interinos. En este caso se han previsto ocho asignaturas: lengua extranjera-francés, lengua extranjera-alemán, música-francés, educación física-inglés, educación infantil-alemán, música-alemán y educación primaria-alemán. En estos casos, por tanto, los aspirantes además de pertenecer a otra bolsa deben demostrar su manejo de esa lengua con un título oficial.

El orden de prelación de quienes concurran a estas convocatorias se determinará conforme a tres criterios: tiempo de servicio reconocido en la bolsa de origen, calificación que obtuvo en primer lugar en las últimas oposiciones y a continuación en las previas, y, en tercer lugar, aquellos docentes que accedió a su bolsa de origen a través de una convocatoria extraordinaria abierta (sin necesidad de haberse sometido a pruebas selectivas).

Esta fórmula para abastecer al sistema educativo de profesores, que la Consejería comunicó oficialmente el pasado jueves a los sindicatos, "sucede de vez en cuando", apunta el responsable del área educativa del sindicato CSIF. "No es lo ideal. Expresa falta de previsión porque no se han previsto con antelación las necesidades docentes para este curso", argumenta. No obstante, puntualiza que "agradece" que se articulen convocatorias restringidas para conformar las bolsas de interinos porque reconoce la experiencia de los profesores sometidos a mayor inestabilidad y precariedad.

Si la medida no es suficiente se podría realizar convocatorias extraordinarias para constituir bolsas de trabajo para docentes. En este caso, que sí es infrecuente y excepcional, los aspirantes pueden ser tanto interinos que ya están en otras bolsas como otros interesados que no pertenecen al sistema de interinidades.

Las necesidades docentes que han empujado a articular estas soluciones se explican, por un lado, por los cuatro años de suspensión de la oferta pública de empleo acordada por el Gobierno para cumplir los objetivos de déficit y la obligatoriedad, también legal, de limitar la cobertura de las jubilaciones. A estos dos motivos de fondo se une este año la recuperación de la jornada lectiva de 19 horas en el sistema educativo, frente a las 20 horas de los últimos cursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios