Málaga

Empresas del PTA se suman al proyecto de Málaga Cardioprotegida con un taller de primeros auxilios

  • Hasta 21 firmas con sede en la tecnópolis cuentan en sus instalaciones con desfibriladores

Jornada celebrada ayer en el PTA con motivo del proyecto Málaga Cardioprotegida. Jornada celebrada ayer en el PTA con motivo del proyecto Málaga Cardioprotegida.

Jornada celebrada ayer en el PTA con motivo del proyecto Málaga Cardioprotegida. / M. H.

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), en Málaga, se ha sumado al proyecto Málaga Cardioprotegida, con la celebración de un taller de primeros auxilios dirigido a empresas de la tecnópolis malagueña.

El encargado de presentar el proyecto y de dirigir el taller ha sido el doctor Ángel García Alcántara, coordinador del Proyecto Málaga Cardioprotegida, instructor de Soporte Vital y coordinador andaluz del Plan Nacional de RCP; junto a Juan Antonio Bermúdez García, jefe de proyectos del Centro Municipal Informática del Ayuntamiento de Málaga.

Hasta 21 empresas con sede en el PTA cuentan en sus instalaciones con desfibriladores y ocho de ellas ya forman parte del programa Málaga Cardioprotegida, han explicado desde la tecnópolis a través de un comunicado. Se espera que a raíz de esta presentación sean muchas las que se incorporen al proyecto e incorporen equipos y protocolos de protección frente a estos eventos.

Así, con el citado taller las empresas han conocido valiosos consejos prácticos para el Manejo de un DEA y técnicas de Resucitación Cardiopulmonar Básica. Han asistido al mismo las empresas del parque Accenture, Agio Global, BicEuronova, Ingenia, Iris Assistance, Keysight, Opplus, Qipro y Viewnext.

Málaga está considerada como una de las provincias mejor cardioprotegidas de España con un promedio de un desfibrilador por cada 2.500 habitantes. No obstante, la iniciativa Málaga Cardioprotegida tiene como misión aumentar la protección de la población y acercarse al objetivo de un desfibrilador por cada 1.000 habitantes, cifras que alcanzan e incluso superan en otros países, más concienciados sobre la importancia de la provisión de equipos y el aprendizaje de técnicas de reanimación cardíaca.

La disponibilidad de equipos de desfibrilación eléctrica temprana contribuye a minimizar el riesgo ante paradas cardíacas. Muchos desenlaces fatales podrían evitarse mediante técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar y la aplicación de desfibrilador en los primeros momentos del ataque. Se estima que las muertes por esta causa (unas 100 al día en España) se podrían reducir a la mitad con la adopción de estas medidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios