Congreso IVIRMA de Reproducción Asistida en Málaga

Especialistas en reproducción piden en Málaga financiación pública para los tratamientos en clínicas

Sanitarios del Centro Gutenberg observan un embrión.

Sanitarios del Centro Gutenberg observan un embrión. / Javier Albiñana

Una de cada seis parejas tiene algún problema de fertilidad. De hecho, ya el 7% de los niños nacidos en España ha sido gracias a un proceso de reproducción asistida. Sin embargo, el sistema público sólo es capaz de atender a un tercio de la demanda. Ello supone que dos de cada tres parejas deben acudir a una clínica privada para poder tener hijos. Por eso, estos centros piden que se permita la financiación pública de los tratamientos que se realizan en el sector privado. 

La idea es que la Seguridad Social les ayude con una cuantía similar al coste que tienen en la pública y que las parejas abonen sólo la diferencia, no la totalidad como en la actualidad. "No inventaríamos la rueda, es algo que ya se aplica en Francia", explicó el especialista Juan Antonio García Velasco, en el 10º congreso sobre reproducción humana del IVIRMA que se celebra en Málaga.   

La directora del IVI en Málaga, Anabel Salazar, recordó además que en España nacen 1,28 niños por pareja y que sería necesarios 2,1 para lograr el reemplazo generacional. Entre la falta de recursos de la sanidad pública en reproducción humana -que genera importantes listas de espera- y ese déficit demográfico, los especialistas creen que es hora de que se avance en la financiación pública de los tratamientos. Es una reivindicación que llevan enarbolando durante muchos años, aunque hasta ahora sin éxito.

Frente al debate abierto sobre la maternidad subrogada (vientres de alquiler), que puede ser una opción para casos muy puntuales, los expertos recuerdan que la financiación pública de los tratamientos ayudaría a miles de familias, contribuiría a reducir el déficit de nacimientos y paliaría la escasez de recursos en reproducción asistida dentro del sistema sanitario público. "La cobertura pública es bastante discreta", afirmó García Velasco. De hecho, son las listas de espera y la insuficiente oferta en la sanidad pública para atender la demanda actual lo que permite que cientos de clínicas tengan mercado para hacer realidad el sueño de muchas parejas de tener hijos y formar una familia. 

El problema, según los expertos en este ámbito, es que el asunto no está en la agenda política porque las personas "infértiles hablan poco y hacen poco ruido". Pero insisten en que "tampoco sería tan complicado" abrir esta financiación, como ya existe en otros países europeos. Para colmo, la maternidad cada vez más tardía obliga a acudir a estas técnicas con mayor frecuencia para que las parejas puedan ser padres. 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios