Urbanismo

Estudiantes de la Escuela de Idiomas hablan “desconcierto” tras el cierre del parking aledaño

  • Piden una reunión con el Ayuntamiento para estudiar posibles alternativas 

  • Destacan que la explanada del antiguo rastro es "fundamental" para los más de 500 alumnos que acuden a diario al centro

Imagen de la explanada del antiguo rastro, junto a la Escuela Oficial de Idiomas. Imagen de la explanada del antiguo rastro, junto a la Escuela Oficial de Idiomas.

Imagen de la explanada del antiguo rastro, junto a la Escuela Oficial de Idiomas. / J. Albiñana

La preocupación de los estudiantes de la Escuela Oficial de Idiomas tras el vallado de la parcela del antiguo rastro, utilizada tradicionalmente como espacio de aparcamiento, va en aumento. La situación es tal que el delegado general de los alumnos, Luis Alfonso Rodríguez, registró el pasado viernes un escrito dirigido al alcalde, Francisco de la Torre, en el que le reclama una reunión con algún representante del Ayuntamiento para que "arroje luz sobre la situación de desconcierto actual". Para avalar la petición, el escrito se acompaña de las 740 firmas recogidas.

En el documento, al que tuvo acceso este periódico, se incide en la necesidad de "debatir para su estudio alternativas de futuro ante el más que seguro oscuro porvenir de la escuela si se ponen trabas a los alumnos para acudir". El cierre de este espacio tuvo lugar el pasado 11 de marzo, siendo ocupado el solar por varias máquinas, lo que motivo el malestar de los estudiantes, que se encontraron por sorpresa con la situación.

“Hay que debatir alternativas de futuro ante el más que seguro oscuro porvenir de la escuela si se ponen trabas a los alumnos para acudir"

De acuerdo con las explicaciones realizadas por el representante estudiantil, hasta el momento solo se dispone de informaciones extra oficiales sobre el inicio de las obras en la parcela aledaña a la escuela, incluida en el proyecto de transformación de los antiguos suelos de Citesa, promovidos por Espacio Medina. De hecho, según el proyecto, los terrenos ahora vallados para la realización de catas arqueológicas, son los destinados a la futura construcción de dos torres de viviendas de 30 plantas de altura, así como de un edificio de uso comercial.

Ante la falta de datos al respecto, el delegado estudiantil apunta a un "alargamiento en el tiempo debido a que las obras de edificación no empezarían hasta la conclusión de la segunda fase del proyecto urbanístico que hay frente a la escuela" y correspondiente a la construcción de los edificios de vivienda de protección oficial (VPO). La primera de las etapas de esta parte de la operación ya está en fase de construcción.

Los estudiantes inciden en que la explanada del antiguo rastro es "fundamental" para los más de 500 alumnos que se desplazan a diario hasta la escuela de idiomas. A pesar de sus quejas y de admitir "inquietud" por este asunto, los propios estudiantes admiten que por el momento "no está habiendo problemas para aparcar" en el entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios