Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga “Con Cassá ya he hablado para que esté a gusto en el equipo de gobierno”

  • Más de 40 días después de haber sido operado, admite que su familia le pidió que dejase la Alcaldía

  • Deja en el aire la opción de ser de nuevo candidato en el año 2023

El alcalde de Málaga, este viernes, antes de llegar al Ayuntamiento. El alcalde de Málaga, este viernes, antes de llegar al Ayuntamiento.

El alcalde de Málaga, este viernes, antes de llegar al Ayuntamiento. / Marilú Báez

–Alcalde, ¿en algún momento de los cerca de 40 días transcurridos entre la operación a la que fue sometido y el alta médica pensó en dar un paso atrás?

–No, sinceramente no. He estado todo este tiempo con el deseo de una recuperación sólida que me permitiera dar pasos hacia adelante, estar a la altura de la responsabilidad que asumí cuando el resultado electoral permitía contemplar este mandato para realizar cosas por Málaga y cumplir mi compromiso, si la salud se mantiene y si siguen los proyectos y las ilusiones, que hay muchas. Está el afecto de los malagueños que he sentido muy intenso estos días.

–¿Su familia sí le ha pedido que hiciese una reflexión sobre ello?

–La familia siempre está en esa idea de que abra una reflexión y la culmine en lo que le gustaría. Pero le he explicado las razones por las que me siento comprometido con la ciudad y en quienes depositaron su confianza en mí y espero que me entienda.

–Acláreme ese detalle de ‘lo que les gustaría’. ¿Le han pedido que deje la Alcaldía?

–Mi mujer hace ya tiempo que está en que en la vida cabe hacer más cosas aparte de la dedicación al bien común, que hay hijos y nietos para los que hay que tener más tiempo. En esa línea trataré de hacerlo, trabajar un pelín menos, lo suficiente para que las cosas avancen. El equipo ha funcionado muy bien y eso me debe animar a delegar más todavía. Siempre he delegado pero me gusta profundizar en los temas, conocerlos en detalle. Trataremos de hacer compatibles ambas cuestiones. Al principio de esta legislatura me planteé trabajar un poco menos y pasar ese tiempo al cuidado personal, al disfrute de la cultura, a hacer un poco más de deporte y eso es lo que pretendo hacer en esta etapa.

"Mi mujer está en que hay hijos y nietos para los que hay que tener más tiempo; trataré de trabajar un pelín menos"

–Por no errar en mi interpretación. ¿Su mujer sí le ha pedido que deje la Alcaldía?

–Ya conoce su manera de pensar y es insistente en ello. A ella le gustaría que no hubiese estado en las últimas elecciones, es coherente con esa forma de pensar, pero también me respeta.

–¿Este episodio marca un antes y un después? ¿Le disuade definitivamente de optar nuevamente a la reelección?

–Estoy en lo que estoy, en este momento no me planteo otras cuestiones. ¿Qué pasará después de 2023? Tiempo hay de verlo. Ya en 2019 me presenté a petición de los presidentes provincial y regional del PP. Alguno puede decir que no les costó mucho convencerme. Diré que insistieron mucho. En el año 23 es difícil que me presente. Decir ahora mismo que no lo descarto es prematuro. Ahora estoy en hacer las cosas lo mejor posible en un momento muy crítico en la historia de Málaga y aplicar mi experiencia lo mejor posible.

–¿Del señor Cassá sabe algo? ¿Ha hablado ya con él?

–Ayer [por el jueves] por la tarde se produjo una conversación con el señor Cassá como consecuencia de un mensaje que me envió el día anterior para plantear ese cambio de impresiones sobre conocer las razones de su salida de Cs, que coincide con lo que yo había supuesto, un problema interno. Pero ha dejado muy claro su propósito de tender puentes, de buscar y garantizar la estabilidad del equipo de gobierno. Me parece un planteamiento muy positivo. Hemos quedado en seguir hablando para ver la manera de que pueda estar integrado y a gusto dentro de las tareas a desarrollar dentro del equipo de gobierno.

"Que Cassá se vaya de Cs por una cuestión interna es compatible con formar parte de nuestro proyecto político"

–¿Pasa por su imaginación ser desbancado después de veinte años como alcalde con una moción de censura?

–Ahora mismo no veo ni razones ni ambiente para ese planteamiento. Creo que las preocupaciones de los grupos están en la línea de ver cómo entre todos podemos hacer que la ciudad remonte.

–Pero quedan tres años...

–Lo plantea en la hipótesis de que el señor Cassá no esté en la línea de formar parte del proyecto que ahora tenemos.

–Sólo así sería posible

–Sería posible siempre que diga que no quiere estar en esa línea y quiere hacer lo contrario. Podría estar por libre pero eso no excluye que pueda estar apoyando aquello que me convenga. Estar por libre no es estar comprometido con otros, es estar por libre en cada uno de los dos bandos.

De la Torre se quita la mascarilla al entrar en su despacho de la Alcaldía. De la Torre se quita la mascarilla al entrar en su despacho de la Alcaldía.

De la Torre se quita la mascarilla al entrar en su despacho de la Alcaldía. / Marilú Báez

–¿Qué es lo que más le preocupa de lo que ha visto en estos meses de pandemia?

–Mi objetivo es conseguir que Málaga tenga la mejor imagen posible como espacio seguro desde el punto de vista sanitario. Hemos mejorado bastante desde los primeros momentos, se ha reducido bastante la proporción de casos. Ir en esa línea supone que se hagan los test necesarios, que el personal de servicios esenciales esté seguro... Y me preocupa mucho que todas las ayudas que haya para el mundo empresarial sean ágiles, porque es un motor de la remontada económica. Y que seamos capaces de mantener bien el apoyo social que debemos dar entre todos. El Ayuntamiento, en primera línea, lo está haciendo. Hay que ver cómo conseguir que haya buena coordinación entre todas las administraciones para que los proyectos que tiene Málaga vuelvan a estar visibles, con dinero público e iniciativa privada.

–¿Qué siente el alcalde cuando ve las colas de familias pidiendo alimentos?

–Lo que siento es que hay que ser rápidos y eficaces, que estemos coordinados desde el punto de vista nuestro, de Cruz Roja, de los bancos de alimentos. Que la suma de todo ello funcione bien y que se haga en términos de seguridad en materia de salud.

"Cabe decidir a final de junio o inicios de julio si la Feria se hace en agosto o plantearla en septiembre; más allá no"

–Hace unos días conocimos el plan de reconstrucción impulsado por la Diputación, incidiendo en el plano turístico. ¿En la capital se trabaja en ello?

–El área de Turismo está trabajando en ello, pero es evidente que en esto no se puede trabajar aisladamente, vamos a depender de lo que la UE plantee. Que Alemania plantee un gran mercado de emisión de turistas a parte del 15 de julio es una gran noticia. Sus empresas de agencias de viajes han trasladado al Gobierno alemán esa necesidad. Hay que hacer un corredor aéreo seguro porque eso nos permitirá entrar en una fase muy importante de la economía de Málaga. No va a ser solo ese sector. Seguiremos muy atentos a la construcción, el logístico y el tema tecnológico con la idea de que la innovación esté en la agenda de todos.

–Usted viene hablando en los últimos días de la creación de una marca Málaga libre de virus. ¿Cómo se materializa?

–La única manera es con buenos números. Todos nos tenemos que tomar muy en serio nuestra colaboración por el bien de la economía de Málaga. Para normalizar la ciudad tengo que seguir unas pautas de conducta, mantener distancia y por supuesto las mascarillas. El país que más tiene incorporado el tema de las mascarillas en el mundo, que es Japón, es de los que presenta mejores números en cuanto a contagios y fallecidos. Por algo será. Es bueno que tengamos esa cultura. Aquí tendemos a que el saludo sea efusivo, estoy deseando poder estrechar la mano directamente, pero en este momento debemos copiar el modelo japonés en muchas cosas.

–¿Qué valoración hace de que Málaga siga en la fase al menos una semana más?

–Teniendo en cuenta lo que he oído al viceconsejero de Interior y lo que había leído al consejero de Salud sobre el cumplimento de los datos de Málaga, que son mucho mejores que otras comunidades que van a pasar a la fase dos, caso del País Vasco, no me agrada que sea así. Hay muchísimo empleo pendiente del pase a la fase dos, con la hostelería en general. Me preocupa que no generemos el empleo que necesita la ciudad y la provincia en este momento. Es verdad que hay que tener una gran seguridad en materia de salud, de que no se dé paso atrás , pero estoy seguro de que la responsabilidad ciudadana, el sentido del deber y la ética de los empresarios va a estar y se está demostrando. Esperemos recuperar el retraso porque lo necesitamos, la dureza de la crisis aquí es fuerte, con un número de Ertes superior en proporción a otras provincias como Sevilla. No tenemos aquí la estadística de funcionarios que da la centralidad autonómica como fruto para el área de Sevilla y dependemos mucho, totalmente, del sector privado y de su capacidad de respuesta y tenemos que cuidarlo.

"No me agrada que Málaga siga en la fase 1, hay mucho empleo pendiente del pase a la fase 2"

–¿Por qué siguen siendo remisos a suspender o a aplazar la Feria?

–Es difícil que tenga lugar, pero me parece razonable esperar si es que nos puede ayudar a la imagen de una ciudad que recupera su ritmo pero con garantías totales en seguridad sanitaria. Pero es difícil. Cabe decidir a final de junio o principios de julio sobre agosto; cabe plantear una feria en septiembre al hilo de la Virgen de la Victoria, más allá no lo plantearía, y sería suspensión y esperar a la Feria del 21. Pero aún hay tiempo para decidir.

–No sé si le ha dado tiempo ponerse al día en los principales proyectos… Le hablo de Muelle Heredia, del Auditorio…

–Imagino que algún avance se habrá dado. En el tema del Auditorio habíamos hechos grandes avances antes de la crisis sanitaria. Traté de buscar apoyos privados y tenía a dos empresas, Unicaja y Mayoral, que mostraron su disponibilidad a colaborar para que el esfuerzo de mantenimiento y de inversión sea menor para las administraciones públicas. Mi propósito es lograr más empresas pero ahora tendremos que espera.

–Y sobre la vía perimetral.

–Hemos mantenido contactos con alguna de las entidades que participó el pasado mes de diciembre en un encuentro de fondos especializados en infraestructuras para mantener viva la imagen de Málaga, uno de los pocos espacios en los que les interesaba el tema de infraestructuras como la vía perimetral, por qué no el tema del ferrocarril en su momento, y las actuaciones del eje litoral también, con vinculación al edificio singular junto a Vialia.

–Coincidiendo con el veinte aniversario de su llegada a la Alcaldía tuve oportunidad de hablar con Enrique Linde. Me decía que lo mismo optaba de nuevo a reelección en 2023 con la excusa de ver completados los proyectos que hoy tiene en marcha... ¿Va en la buena linea el señor Linde?

–No pasa nada por no verlos terminar, verlos terminar desde otra perspectiva. Aspira uno a que la vida siga aunque no se esté en la responsabilidad pública. Es verdad lo que dice el señor Linde en el sentido de que cuando pone pasión e ilusión en un proyecto le gusta verlo terminar. Me encantó ver el Pompidou y el Museo Ruso, por ejemplo. Es muy bonito dedicar esfuerzo a los proyectos y verlos hechos. Pero cabe que cuando se alargan en el tiempo puedan ser luego culminados por otros responsables y uno disfrutarlos como ciudadano. El Auditorio, por ejemplo, no se va a terminar en esta legislatura, no da tiempo en tres años, será en la siguiente. ¿Qué en la siguiente estaré? No lo sé, no lo sé, ya veremos. Pero espero disfrutarlo como ciudadano, estar allí oyendo música.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios