Infraestructuras

El Gobierno sigue sin tener los terrenos para iniciar el acceso norte al aeropuerto de Málaga

  • Esta es la razón que esgrime el Ministerio de Fomento para no haber arrancado los trabajos, que fueron adjudicados hace cera de nueve meses

Vista del aeropuerto de Málaga. Vista del aeropuerto de Málaga.

Vista del aeropuerto de Málaga. / Javier Albiñana

Las obras de la gran de infraestructura viaria pendiente en la capital de la Costa del Sol, el acceso norte al aeropuerto, siguen sin arrancar y sin un calendario claro para que se dé ese paso definitivo. Y ello a pesar de que transcurren ya casi nueve meses desde que el Ministerio de Fomento adjudicó los trabajos a la unión temporal de empresas (UTE) integrada por Acciona Construcción y Jiménez y Carmona. Por medio de una reciente respuesta parlamentaria, fechada el pasado 20 de noviembre, el Ejecutivo central justifica esta dilación en el paso definitivo del proyecto en la falta de los suelos.

"Actualmente se encuentra en tramitación la disponibilidad de los terrenos para poder proceder al inicio de las obras", se precisa en la contestación oficial emitida a raíz de una pregunta formulada por los diputados nacionales del PP por Málaga. Más allá de lo reflejado textualmente, desde Fomento, a consultas de este periódico, confirmaron: "se está trabajando en el tema; no hay problema pero la tramitación de las expropiaciones lleva su tiempo".

La adjudicación se hizo por 26,7 millones, 15 menos que el valor de licitación inicial. Y el plazo de ejecución se situaba en 36 meses. Cabe recordar que la Demarcación de Carreteras del Estado en Andalucía Oriental inició en septiembre del año pasado el expediente de expropiación forzosa de los terrenos, afectando a 85 parcelas, 80 de ellas en la capital y cinco en Alhaurín de la Torre, dedicadas fundamentalmente a huertos y tierras de regadío, así como viales o superficies improductivas.

En este mismo procedimiento, la Junta de Gobierno Local dio luz verde en el mes de febrero pasado a la expropiación de de terrenos necesarios para esta intervención, con once fincas afectadas y una superficie de casi 18.000 metros cuadrados. A esto se sumaba la ocupación temporal de unos 8.600 metros cuadrados.A la falta de suelos ahora esgrimida hay que añadir la que meses atrás se adujo, en relación al retraso en la aprobación final de los Presupuestos Generales del Estado, que no fueron validados de manera definitiva hasta finales de junio, lo que impidió disponer de "ciertos fondos para pagar a los propietarios afectados".

Las últimas informaciones oficiales aportadas sobre el proyecto corresponden a las comparecencias públicas de la diputada nacional del PP Carolina España, cuando en etapa aún de gobierno popular, vaticinó la puesta en servicio de esta conexión en el verano de 2021. Apenas un día después de que se conociese la adjudicación, España puso en valor la apuesta del Ejecutivo. Los plazos, sin embargo, se alargan a día de hoy. Porque incluso si la obra comenzase a principios de 2019, lo que no va a ocurrir, el plazo marcado llevaría el final de la carretera a a los primeros meses de 2022.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios