Gonzalo Sichar dimite y deja Ciudadanos "No puedo votar a un partido con estos cambios de rumbo"

  • Sichar asegura que su decisión de abandonar Ciudadanos se debe a una "total pérdida de confianza" en su líder, Albert Rivera

  • Asegura que hace tiempo que no se siente a gusto en el partido, donde critica que se ha visto sometido a "un ninguneo constante"

Gonzalo Sichar posa esta misma mañana para 'Málaga Hoy'. Gonzalo Sichar posa esta misma mañana para 'Málaga Hoy'.

Gonzalo Sichar posa esta misma mañana para 'Málaga Hoy'. / Javier Albiñana

El portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Málaga y concejal en el Ayuntamiento de la capital, Gonzalo Sichar, ha presentado este miércoles a primera hora la renuncia sus cargos y ha solicitado la baja como militante del partido naranja. Lo hace, según ha avanzado a este periódico esta misma mañana, después de haberlo meditado mucho durante meses y movido, fundamentalmente, por los "cambios de rumbo" del proyecto de Albert Rivera en quien, dice, ha dejado de confiar.

"Llevo un tiempo que no estoy muy a gusto en el partido, porque ha hecho muchos cambios de rumbo y eso, además, te hace perder mucho la credibilidad que puedas tener como político", explica Sichar, quien indica que pensaba permanecer en el partido hasta agotar el mandato, pero que el adelanto electoral al 28 de abril le ha hecho abandonar en este momento.

Entró a formar parte de Ciudadanos en 2014, después de haber militado en UPyD, proyecto que abandonó porque no le gustaba "hacia donde dirigía el partido la estructura interna a nivel nacional", pero del que dice que hizo "una acción política encomiable".

Ahora el caso es distinto, asegura, subrayando el hecho de que "laramente yo no puedo votar a un partido con estos cambios de rumbo, un partido en el que he perdido la confianza total en su líder Albert Rivera". Por tanto, añade: "No puedo seguir trabajando para que ese proyecto pueda tener éxito el 28 de abril, entonces creo que lo más coherente es apartarme".

Como ejemplos de esos "cambios de rumbo", señala asuntos como la aplicación del artículo 155 en Cataluña donde Ciudadanos "pasó de no querer aplicarlo a querer aplicarlo solo para las elecciones y, después, a decir que por qué no se dejó permanentemente...". Cuestiones, dice, que hace que "te encuentres en situaciones muy incómodas que te las pueden tirar a la cara los otros partidos políticos". Precisamente en Cataluña, sostiene Sichar, Ciudadanos se ha convertido en "una sucursal" del francés Macron con Manuel Valls "como emisario".

Gonzalo Sichar: "he perdido la fe en el proyecto nacional y es lo que me lleva a irme".

Critica que el partido de Albert Rivera "se mueve siempre mirando el viento de las elecciones". "Y yo veo que hay que tener una estrategia política determinada y ya te apoyará la gente que te apoye", defiende, insistiendo en que he perdido la fe en el proyecto nacional y es lo que me lleva a irme". 

Declara que ha preferido notificar su decisión al partido "como un hecho consumado", mediante un correo electrónico remitido tanto a la secretaría de organización provincial como nacional. "Además, les he advertido para que estuvieran tranquilos, de que entregaría las actas", añade. Ciudadanos en Málaga ha confirmado en un comunicado la marcha de Sichar, limitándose a desearle "suerte en el futuro".

Además de por "los vaivenes" del partido, Sichar reconoce que entre "el cúmulo de situaciones" que le han llevado a dejar la formación está "el ninguneo constante al que me he visto sometido en este partido". Principalmente en el Ayuntamiento de la capital, donde desde principio de mandato ha tenido discrepancias con el portavoz Juan Cassá, a quien no considera "una persona de fiar" ni con las cualidades suficientes para ser candidato a la Alcaldía; pero tampoco con el edil Alejandro Carballo las relaciones son muy buenas.

En el grupo municipal, no solo no se le consultó la decisión de romper el pacto de gobierno con el PP, sino que asegura que tampoco ha visto todavía los presupuestos acordados entre Cassá y De la Torre, ni ha podido ver los gastos del propio grupo municipal de Ciudadanos. "Lo único que aspiraban era a que no diese guerra de aquí al 26 de mayo, luego no sé si querrían recolocarme en algún sitio", comenta.

Como portavoz en la Diputación también asegura que se ha sentido con las manos atadas en muchas ocasiones. "Quería haber hecho cosas más valientes, pero en Cs siempre hay un exceso de prudencia y en política hay que saber cuándo golpear", explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios