Huelga Mundial por el Clima en Málaga El eco de Greta Thunberg llega a Málaga

  • Unas 3.000 personas, según la Policía Nacional, han participado en la Huelga Mundial por el Clima 

Manifestación en Málaga contra el cambio climático. Huelga Mundial por el Clima. Manifestación en Málaga contra el cambio climático. Huelga Mundial por el Clima.

Manifestación en Málaga contra el cambio climático. Huelga Mundial por el Clima. / Alex Zea (Europa Press)

Muy lejos del pasotismo del que se le acusa a su generación, los jóvenes malagueños han mostrado en la jornada de este viernes tomarse el cambio climático muy en serio. Una marea teñida de verde inundó la plaza de la Constitución, desde donde comenzó a las 19:00 una marcha reivindicativa a favor del planeta, uniéndose así a la Huelga Mundial por el Clima, convocada en más de 150 países. Y es que la esperanza del movimiento iniciado por la joven activista sueca Greta Thunberg llenó las voces de los que gritaron a pleno pulmón por las calles de Málaga que un mundo diferente es posible.

Unas 3.000 personas, según estimó la Policía Nacional, participaron en la convocatoria del 27 de septiembre. En ella, el mensaje fue claro. “O actuamos ahora, o no habrá marcha atrás”, comentó una estudiante de 17 años. “Los recursos se agotan, el tiempo se agota, nuestra paciencia también”, ponía en uno de los carteles que acompañaron la marcha. Y es que los jóvenes que participaron en la manifestación eran plenamente conscientes de que, tal y como anuncia la ONU, el cambio climático ya constituye el mayor desafío de nuestro tiempo y de que no hay un planeta B que lo sustituya.

La petición de que se declare la emergencia climática fue uno de los mensajes que sonaron con más fuerza. Y los motivos, según explicó Juan Carlos Tójar, de la Red Málaga por el Clima, son muchos. “Los cambios por el cambio climático ya se están produciendo y son cada vez más graves”, explicó Tójar.

“En Málaga ya se nota. Las altas temperaturas, nuestro mares se llenan de plásticos, el CO2 que hay en la atmósfera ya es insoportable y hay incluso menos pesca”, ha subrayado Tójar. Por eso cargó junto con sus compañeros con un ataúd portador del cuerpo del mundo, al que siguió durante todo el recorrido unas viudas de rojo en representación a la sangría del planeta.

Aunque el movimiento por el clima ha sido especialmente seguido por los jóvenes, la jornada de este viernes unió a todas las generaciones. Padres, madres y abuelos acudieron junto con a sus hijos y nietos para mostrar su preocupación y apoyo. “Esto es por ellos. Ellos son el futuro y los que van a estar aquí”, ha declarado Carmen Carvajal, que acudió junto a su nieta.

En torno a las 21:00, la marcha, que transcurrió pacíficamente, terminó su recorrido en el mismo lugar donde la comenzó. Se finalizó así un día histórico que marcó el final de toda una jornada reivindicativa que ya comenzó con una concentración protagonizada por los estudiantes; eso sí, luchando por el mismo objetivo: un planeta mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios