José Damián Ruiz Sinoga | Catedrático de Geografía Física de la UMA "No entiendo bien lo que hay que preservar al norte de la ronda, ¿la erosión del suelo, su desertificación?"

  • Este experto cree que esta zona "es un nuevo espacio de oportunidad, tanto para resolver problemas geoambientales, como para mejorar la calidad de vida de los malagueños"

José Damián Ruiz Sinoga.

José Damián Ruiz Sinoga. / Javier Albiñana

Expertos medioambientales, que llevan años advirtiendo del riesgo de erosión que presenta buena parte de las hectáreas que se extienden por encima de la autovía, con consecuencias directas sobre la ciudad que crece más al sur, opinan a favor una posible intervención al norte de la ronda. Es el caso de José Damián Ruiz Sinoga, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Málaga.

Para Ruiz Sinoga la ronda no puede ser considerada como una "barrera ecológica; eso es algo que se enmarca más en el ámbito sentimental que del ecosistémico", recordando que ya en su día se construyó por encima de la misma, caso de Pinares de San Antón. Este catedrático cuestiona abiertamente el "ahínco" de algunas instancias por defender la protección de este espacio por sus valores ambientales, cuando sus condiciones geográficas, litológicas, fisiográficas, entre otras, la convierten en una zona de "características especiales, siendo en determinados momentos y ante frecuentes precipitaciones torrenciales, un gran suministrador de caudales de avenida y sedimentos".

"No entiendo bien lo que hay que preservar; ¿la erosión del suelo? ¿Los procesos de desertificación existentes en algunas de esas laderas? ¿Asumir los caudales de avenida como identitarios de lo malagueño?", sostiene, destacando que la "mancha de chocolate" que se produce en el litoral tras cada evento de cierta entidad "demuestra la fragilidad territorial".

"Los mejores suelos de los Montes están ya sedimentados en el litoral como consecuencia de la erosión"

En este sentido, es contundente. "Los mejores suelos de los Montes están ya sedimentados en el litoral como consecuencia de la erosión", subraya. Ruiz Sinoga llega a tildar de "ridículo el argumento de la preservación de no se sabe qué", insistiendo en la condición de "vulnerable y frágil" de este territorio.

En esta vertiente, destaca la incapacidad de la Administración por dar respuesta a este problema con el paso de los años. "Hace cerca de diez años propuse establecer unos criterios de ordenación sostenible del territorio basados en la posibilidad de sellar un 5% del mismo a cambio de reforestar el 95% restante; eso fue aceptado incluso por el alcalde, que sigue siéndolo, porque no solo permitiría la resolución del problema territorial, los riesgos de erosión, de degradación del suelo, de desertificación, sino que también incrementaría las capturas de carbono", apostilla.

Con estos elementos sobre la mesa, Ruiz Sinoga es claro: "en el marco de la actual crisis climática, el espacio al norte de la ronda es un nuevo espacio de oportunidad, tanto para resolver problemas geoambientales, como para mejorar la calidad de vida de los malagueños".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios