Juan Cassá, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga “Málaga no se merece como alcalde a una persona que falta a su palabra”

  • Cassá advierte de que su partido ya estudia "las consecuencias" de la posible ruptura del pacto con Francisco de la Torre por el caso Villas del Arenal

Juan Cassá, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga. Juan Cassá, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga.

Juan Cassá, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

Comentarios 1

A unos tres meses de que arranque oficialmente la campaña electoral para los comicios municipales del próximo 26 de mayo, Ciudadanos sigue sin aspirante oficial a la Alcaldía de Málaga capital. Superada la posibilidad de que el cabeza de cartel sea designado mediante primarias, al no disponer el partido el número de afiliados mínimo necesario, la decisión corresponderá a la dirección nacional que, salvo sorpresa, seguirá confiando en su actual portavoz municipal, Juan Cassá.

–Cuando va por la calle, la gente le dice eso de ‘le voy a votar a usted’.

–Desde las catalanas para acá cada vez me dicen más que me ven como el próximo alcalde de Málaga. En general los colectivos, se nos acercan trabajadores de la casa, personas que ven en Cs una alternativa seria para gobernar la ciudad. Reunimos las condiciones necesarias. Hemos estado cuatro años aprendiendo en la oposición, teniendo un plus más que el resto de grupos, por ser una oposición responsable. Hemos sabido canalizar eso. Y en el día a día hemos demostrado que somos un partido que practica el sentido común, la moderación, que no tenemos complejo en hacer política. Nos enfrentamos fuertemente con partidos radicales en el Ayuntamiento, que juegan con el nombre de Málaga. El equilibrio que ofrecemos la ciudadanía lo va a premiar el 26 de mayo.

Cassá, durante la entrevista. Cassá, durante la entrevista.

Cassá, durante la entrevista. / Javier Albiñana

–Le preguntaba sobre lo de ser alcalde porque a día de hoy no hay candidato oficial de la formación.

–Gracias al trabajo del equipo... Tengo mucha relación con los medios, son un termómetro institucional y casi el 98% cree que voy a volver a ser el candidato y que Cs volverá a confiar en el proyecto que lidero. Pero no solo es Juan Cassá; soy la cara visible pero hay un equipo muy profesional que me acompaña.

–Usted ya señaló que doblar el número de concejales (actualmente tiene 3) sería un resultado posible. ¿Seguirá contando con Alejandro Carballo? Ya dijo que con Gonzalo Sichar no.

–La lista electoral, según estatutos, tiene que pasar por el comité autonómico y nacional. Si el partido tiene a bien, espero que me consulte y haré mi propuesta. Esto es para mí muy novedoso porque es la primera vez que estamos poniendo en práctica el estatuto en su totalidad. Está todo por descubrir.

"Cada vez me dicen más que me ven como el próximo alcalde; ven a Cs como una alternativa seria para gobernar”

–Habla de formaciones radicales. Cabe la opción de que tras las municipales aparezca como actor protagonista Vox. ¿Tiene reparo en pactar con Vox?

–Es un partido que no me gusta. No sé lo que va a pasar en el futuro, pero estamos personalizando mucho en Vox cuando llevamos cuatro años con partidos radicales como Podemos, que llevan el sectarismo a límites insospechados y no ha pasado nada. Para mí Vox y Podemos son el populismo y los partidos moderados, de centro, que tenemos sentido común, deberíamos dar ejemplo y ponernos de acuerdo entre nosotros.

–Le hablo de Vox porque difícilmente Cs va a pactar con Podemos. Sin embargo, las encuestas sí apuntan la posibilidad de alianzas de las formaciones de centro-derecha.

–Vamos a salir a ganar y estamos en condiciones de ser la lista más votada. Las primeras puertas que vamos a tocar, porque nadie va a ganar por mayoría absoluta, son las del PP y el PSOE. No sé lo que va a pasar, si sumaremos o no, pero para nosotros las prioridades son los dos partidos más moderados y otras opciones no las contemplamos. Permítame que pueda soñar en ser la lista más votada y que no necesitemos más que de otro partido para gobernar. También se puede gobernar en minoría, algo que el alcalde está haciendo en este mandato. Con el PP puede haber condicionales, tal y como está la situación en Urbanismo, o posibles acuerdos en el futuro. Está todo muy abierto.

–Hablemos del asunto de Urbanismo. Dan hasta mediodía de hoy al alcalde para que destituya a los dos concejales y gerente de Urbanismo afectados por el caso Villas del Arenal.

–Huyo de los juegos de Francisco de la Torre, que trata de enredar. Ni se acordaba de que había firmado un pacto de regeneración con nosotros. Si no lo hace incumplirá con lo firmado por el PP tanto en Málaga como en la Junta de Andalucía y daremos por roto el acuerdo de investidura. Los compromisos se cumplen y hay que ser serios y Francisco de la Torre firmó un Cs y el PP que si un concejal pasaba a ser investigado cesaba en sus funciones y dejaba su acta. Y avanzo que ahora mismo, por las declaraciones del alcalde, mi partido está analizando las consecuencias de romper un acuerdo de investidura.

"Se personaliza mucho en Vox pero llevamos cuatro años con partidos radicales como Podemos”

–Habla usted de las declaraciones ya realizadas...

–El alcalde ya va dando pistas de lo que va a hacer. Y empezamos a estudiar. Málaga no se merece tener como alcalde una persona que falta a su palabra...

–Pero si es por faltar a su palabra y a su firma tendría que haber roto el pacto hace tiempo...

–¿Por qué?

–Porque viene negando la firma del protocolo del Metro al Civil casi desde el día siguiente a la firma...

–Pero nosotros nos presentamos en 2015 y hay cosas firmadas que hay que respetar. La forma de actuar es la misma, firma algo y a los diez minutos se arrepiente y empieza a dar vueltas. En el Metro nunca hemos podido hacer nada por no estar en el consejo de administración. Tenemos muchas posibilidades de ser alcalde porque la ciudadanía que dice que nos va a votar, que me ve de alcalde, lo hace porque ve que somos aliados de la ciudad, que fiscalizamos pero que entendemos el equilibrio de la responsabilidad. Málaga sigue creciendo, genera seguridad y estabilidad, porque se la da Cs, olvídese de la estabilidad que puede dar Málaga para la Gente; el PSOE y su demagogia, o el propio PP, encabezado por el alcalde que no tiene seriedad ni palabra.

–Que el alcalde pueda seguir contando con Francisco Pomares y Teresa Porras en la lista a las municipales ¿puede condicionar futuras alianzas?

–Se está estudiando con el partido. Se está estudiando...

–Pero no tendría mucha lógica que rompan el pacto actual si hay dos ediles investigados y, pasadas las municipales, pacten con el PP con esos dos mismos concejales...

–Es hacer futurología. No sabemos siquiera si sería necesario negociar con el PP o con el PSOE.

"Soy un ciudadano que no se despeina para decirle (al alcalde) lo que tenga que decirle, pero en privado”

–¿No es incongruente que diga que no se fía de la palabra del alcalde cuando lleva facilitando su gobierno estos cuatro años?

–No, porque el señor De la Torre ha empezado a incumplir con nosotros a mediados de 2018. En el momento en que dijo que iba a repetir como candidato cambió la forma de actuar con Cs. Pero también hay que tener responsabilidad y cuando uno plantea una moción de censura tiene que ver qué pasa con ella. ¿Se imagina una moción de censura con Juanjo Espinosa, que fue expulsado de Podemos por presuntos delitos; con tres personas de Málaga Ahora que no sabemos sin van a estar en tres meses en el Ayuntamiento; con Málaga para la Gente, que son dos, y con el PSOE, que ha tenido tres portavoces este mandato, que lleva en doce años catorce o 16...?

–¿En algún momento del mandato le plantearon la posibilidad de presentar una moción de censura?

–Nunca.

–Ustedes defienden la privatización de Limasa. ¿Van a exigir al partido que quiera gobernar con ustedes que sea privada?

–No. Respetamos la democracia del Pleno y si la mayoría toma una decisión tenemos que respetarlo. Por eso no podemos condicionar nada.

–El Metro vuelve a ser protagonista. ¿Le sorprende lo que ha pasado con la llegada del PP al Gobierno andaluz?

–El presidente vino aquí y dijo que lo iba a llevar soterrado hasta el Civil y ahora viene y dice que al PTA. Fantástico, están haciendo lo que propusimos hace cuatro años. Estamos acostumbrados a decir por dónde va la línea y que luego los demás se apunten los tantos. Le reto a que tiremos de hemeroteca y se verá que llevamos tres años y medio diciendo que el Metro tiene que ir al PTA, que la Junta y el Ayuntamiento se tienen que sentar con la concesionaria y el BEI para negociar.

–¿Cuándo fue la última conversación con el alcalde?

–El día del último Pleno.

–¿Sobre Villas de Arenal?

–Trato de no desvelar las conversaciones con el alcalde. Ese es su deporte en los dos últimos años. Me ha dicho muchas cosas que me guardo en la intimidad, por respeto a las personas. Soy un tío de pactos, cuando hablo con alguien lo dejo en la intimidad.

–Se quieren un poco menos...

–Estoy muy decepcionado con el alcalde. Los dos o tres primeros años confiaba en algo que no es. Yo le miro a los ojos; soy un ciudadano que no se despeina para decirle lo que tenga que decirle, pero en privado. Así hacemos en Asturias.

–Usted dijo aquello de que se fiaba del alcalde y no del PP...

–Sí, pero tampoco. Qué quiere que piense del PP, que tuvo una moción de censura por la que echaron casi a patadas a su presidente; o qué quiere que piense del PSOE con el juicio de los ERE. No me fío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios