Málaga

Toque de atención de la Junta al Ayuntamiento de Málaga por la aglomeración en Larios

La calle Larios, el pasado viernes, tras el encendido de las luces. La calle Larios, el pasado viernes, tras el encendido de las luces.

La calle Larios, el pasado viernes, tras el encendido de las luces. / Javier Albiñana

La Junta de Andalucía ha dado un toque de atención al Ayuntamiento de Málaga por la concentración de personas que se produce en la calle Larios para ver el alumbrado navideño. Lo ha hecho el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, que apeló a “la responsabilidad de los andaluces”, pero también de “los gobernantes” para “no potenciar actividades que inciten a la reunión de personas” en estos días.

Y es que según el representante autonómico, Andalucía entra en “diez días decisivos” que determinarán el comportamiento del coronavirus durante la Navidad y en las semanas siguientes. “Nos jugamos también la nueva ola de enero”, advirtió Bendodo. Por ello, hizo hincapié en que “no sólo es necesaria la colaboración de los ciudadanos, sino también de los gobernantes”. A la que vez aconsejó “evitar las aglomeraciones que no sean estrictamente necesarias”.

El alumbrado de la calle Larios se encendió el pasado viernes. Aunque por ahora no ha registrado el lleno de otros años, pero sí ha tenido una considerable afluencia de personas para estos tiempos de pandemia. El temor a que el puente de la Constitución y los próximos días de compras navideñas puedan incrementar aún más la aglomeración humana, llevó a dos colectivos sanitarios a dar la voz de alarma.

El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, pidió “un control estricto del número de personas que puedan estar en zonas de mayor riesgo de aglomeraciones” así como la “vigilancia pertinente porque se avecinan días de alta frecuentación”.

A su vez, su homólogo del Colegio de Enfermería, José Miguel Carrasco, advirtió respecto a las concentraciones para ver las luces que si era “el preludio” de la afluencia que habrá en el puente y las Navidades, “nos preparamos ya para la tercera ola”.

Por su parte, el presidente de la Diputación, en una entrevista en el programa La Mañana de Canal Sur radio, defendió que los ayuntamientos deben tomar medidas, bien con la vigilancia de la Policía Local o con sistemas de control de aforos, para evitar las aglomeraciones con motivo de la Navidad. Francisco Salado fue cuestionado por el daño a la imagen de la Costa que también podía estar causando las imágenes de la presencia masiva en la calle Larios de la capital para ver las tradicionales luces navideñas.

El dirigente, cuyo organismo acaba de lanzar una campaña contra los actos que dañan el turismo, apeló a la responsabilidad de los ciudadanos si acuden a lugares donde se aprecia una presencia masiva de vecinos, aunque admitió que es imposible poner de acuerdo a todo el mundo para que no decidan visitar a la vez un acontecimiento. Después de apelar a los viandantes a que tomen conciencia de lo importante de su colaboración, el dirigente del PP sí admitió la obligación de los consistorios en controlar esas afluencias. Eso sí, evitó citar el caso concreto de Málaga capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios