Tercer Decreto de Sequía

La Junta mejorará la calidad del agua que sale del pantano de La Viñuela y las infraestructuras de riego en el Guadalhorce

Estado del embalse del Limonero, en Málaga capital.

Estado del embalse del Limonero, en Málaga capital. / Javier Albiñana

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este martes un tercer Decreto de Sequía para la región que prevé movilizar 163 millones de euros para obras hidráulicas y ayudas, con el objetivo de lograr una dotación extra de agua de 184 hectómetros cúbicos para abastecimiento de la población y riego.

En total, según la nota remitida por el Gobierno andaluz, este tercer decreto contempla 25 nuevas infraestructuras hidráulicas que persiguen hacer frente a la sequía y que, en conjunto, conllevan un gasto de 120 millones de euros.

De estas obras, el 40% se dirigen en avanzar en tratamientos terciarios de depuradoras que permiten obtener aguas regeneradas aprovechables para el riego de cultivos. Estas actuaciones se llevarán a cabo en las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de las provincias de Málaga, Huelva, Almería y Granada, principalmente.

Entre las medidas previstas en las cuencas mediterráneas andaluzas, hay varios proyectos relativos a la provincia de Málaga. Así, según indica la nota de la Junta, el nuevo Decreto de Sequía incluye proyectos como la mejora de la interconexión de los sistemas de la Costa del Sol occidental y el Guadalhorce-Limonero mediante el aumento de la capacidad de la estación de bombeo de Rojas.

Además, la nueva planificación atiende la demanda de los agricultores del sistema Guadalhorce-Limonero mejorando los ramales del tramo 2 del Canal del Guadalhorce; y en la Viñuela-Axarquía, entre otras medidas, se finalizan en menos de dos los tratamientos terciarios de las EDAR de este sistema al sumarse el proyecto de Nerja a las actuaciones ya impulsadas en las depuradoras de El Peñón de El Cuervo, Rincón de la Victoria, Torrox, Algarrobo y Vélez-Málaga.

Según ha explicado el delegado de Agricultura en Málaga, Fernando Fernández Tapia, para la comarca de la Axarquía estas medidas suponen, por un lado, mejorar la calidad del agua que sale del pantano de La Viñuela (actuación a la que se destinarán 2,5 millones de euros), y por el otro, poner en carga el terciario de la depuradora de Nerja (4 millones).

La primera de las iniciativas consistirá en instalar una toma de agua y bombeo en la zona superficial del embalse, ya que la que hay ahora está situada en el fondo del pantano y dado el nivel tan bajo que presenta, cada vez se arrastran más materia orgánica y fango.

En cuanto a las medidas para la zona del Valle del Guadalhorce, lo aprobado en el Consejo de Gobierno contempla una mejora de los canales de comunicación y conducción desde los embalses de Guadalteba, Guadalhorce y Conde del Guadalhorce hasta las áreas de regadío del Guadalhorce (unas 8.000 hectáreas) y el abastecimiento de Málaga capital. En este caso, se invertirán 5 millones de euros para el arreglo de infraestructuras que eviten pérdidas de agua, fugas o roturas.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno andaluz, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca, Agua y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha informado de que este decreto, que se quiere combatir la "dramática" situación de la región por la "escasez" de agua, impulsará, principalmente, nuevas obras para "aprovechar las aguas regeneradas", la ejecución de conducciones, la mejora del abastecimiento, la búsqueda de nuevas fuentes hídricas o la reducción de las pérdidas de agua.

Los pantanos de Málaga están al 35%

La situación por la sequía en Málaga es cada vez más preocupante. Sin lluvias y con las altas temperaturas, los siete embalses de la provincia pierden reservas con el paso de los días y ya se encuentran al 35% de su capacidad, con algo más de 215 hectómetros cúbicos, 107 menos que hace un año.

El que peor está sigue siendo el pantano de la Viñuela, en la Axarquía, que está al 10% con apenas 16,4 hectómetros de los 164 que le caben. El de Casasola se encuentra al 37,4%; el del Limonero al 34,4%; el del Guadalhorce está al 33,3% y el del Conde del Guadalhorce al 28,3%.

De todos los pantanos malagueños el único que aún está por encima del 50% de sus capacidades es el de la Concepción, que está al 77% (le caben 57 hectómetros y actualmente dispone de 44), mientras que el de Guadalteba está al 50,8%.

Con estos datos sobre la mesa, hace unos días la Comisión para la Gestión de la Sequía, que reunió en Málaga, acordó mantener las restricciones establecidas en la Axarquía y en el sistema de Guadalhorce Limonero. 

El pasado mes de octubre comenzaron las primeras restricciones para el consumo y el riego en la Axarquía y en el Valle del Guadalhorce. En el caso de la primera comarca, donde la situación es más crítica, la Comisión explicó que persiste una situación de emergencia agravada debido a un año donde las precipitaciones han estado muy por debajo de la media histórica. De ahí que se acordara mantener las medidas vigentes y las restricciones que sitúan el consumo máximo de agua en 200 litros por habitante y día. En cuanto al Guadalhorce, se decidió mantener las medidas orientadas a conseguir una reducción del 5% al abastecimiento. 

Ayudas a agricultores y ganaderos

El tercer Decreto de Sequía incluye, además, un paquete de ayudas directas y excepcionales para agricultores, ganaderos y pescadores andaluces que asciende a 43 millones de euros. Entre estas, se encuentran ayudas directas (dotadas con 10 millones de euros), la ampliación de la línea de abrevaderos (6 millones); una nueva convocatoria de subvenciones para la construcción de infraestructuras de balsas, abrevaderos o conectividad (5 millones); y una línea de créditos de financiación de la capital circulante dirigida a agricultores y ganaderos.

Asimismo, los profesionales del campo y el mar podrán acogerse a la prórroga de las exenciones del canon y de tasas. El nuevo decreto permite que los agricultores y ganaderos de Andalucía continúen disfrutando de la bonificación y estén exentos del pago de las tasas y tarifas de servicios que presta el Gobierno andaluz, por ejemplo, en el ámbito veterinario.

En el caso de los regantes, se establece la exención del 100% de los cánones de regulación y de la tarifa de utilización correspondiente al año 2023 cuando su dotación de agua se reduzca en un 50% o más. Por su parte, en el ámbito pesquero, se vuelve a eximir a los profesionales de la actividad pesquera del abono de las tasas portuarias y establece bonificaciones en los servicios de la administración andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios