Provincia

“Agricultores han dejado de plantar aguacates y cambiarlos por la pitaya”

Un árbol de aguacates arrancado.

Un árbol de aguacates arrancado. / Daniel Pérez / Efe (Málaga)

Mirar al cielo de Málaga estos días es ver un sol resplandeciente y ni una nube. La semana pasada unas cuantas gotas mojaron levemente el asfalto con la esperanza de una lluvia muy necesaria que no llega. La sequía vuelve a ser un año más un problema en la provincia, y mas concretamente en la zona de la Axarquía donde se encuentra uno de los principales embalses, el de la Viñuela, y que actualmente se encuentra al 10% de su capacidad: "Hay un momento en el que se decreta que un pantano está seco. De momento no hemos llegado a ese punto y sus restricciones, pero en cualquier caso puede pasar en breve y tenemos que extremar las medidas desde ya", explica la vicepresidenta tercera del Consejo Andaluz de Colegios de Administradores de Fincas (Cafincas), Mercedes González, que se encarga de la zona de la Axarquía malagueña.

Ya el año pasado el pantano de la Viñuela bajó hasta 17% de su capacidad durante los meses de abril y mayo, cuando la época de lluvia de la zona ya había pasado. Este año, el panorama es similar, como comenta la vicepresidenta tercera: "Hay que concienciar a la gente de verdad. El verano pasado los ayuntamientos de Vélez y Rincón cortaron el agua de las duchas de la playa para ahorrar agua y eso ocasionó otros problemas en las piscinas, ya que la gente se metía en ellas para quitarse la arena y al final repercutía en más gasto para volver a limpiarlas. Este año no sabemos aún que se decretará pero de momento no se ha vaciado ninguna piscina como medida de ahorro de agua". 

"Como la situación siga así va a tener que ser Málaga la que nos suministre agua a nosotros en vez de al contrario como se planteaba. No pinta bien de momento y va a repercutir en todos los ámbitos, como en la subida de precio de ciertos alimentos que requieren más agua para su crecimiento y cultivo", aclara González, que remarca la concienciación del colectivo: "Los agricultores han empezado a talar árboles o dejar de plantas aguacates y cambiarlo por la pitaya".

Las soluciones vienen de la mano de pequeños gestos en el día a día, como cerrar el grifo al lavarse los dientes, en la ducha o usar agua no potable para la siembra y la limpieza general de las calles, como ya han comenzado a hacer algunos ayuntamientos como el de Vélez-Málaga. Por otro lado, una de las grandes soluciones, asegura, pasa por la desaladora que lleva años gestándose en la zona como propuesta política. La Junta tiene en su poder tres propuestas para realizar esta proyecto y se espera que a final de año resuelva la concesión para que la iniciativa se convierta en una realidad a partir de 2026. : "En Marbella la tienen y sin duda a nosotros nos sería muy útil para solventar una parte importante de esta sequía, porque aunque todos pongamos de nuestra parte cuando lleguen los turistas y el verano el consumo de agua va a ser mayor y por lo general se va a mirar menos por ella", señala la vicepresidenta tercera con la preocupación de los meses venideros y de las repercusiones inmediatas: "Hay que intentar no derrochar para que las consecuencias no sean peores tras el verano".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios