Empleo

Málaga es la provincia andaluza que despierta mayor interés para trabajar

  • Málaga tiene un saldo positivo de 20.904 personas entre los empleados que llegan de otras zonas y los que se van de aquí

Trabajadores en el Parque Tecnológico de Andalucía. Trabajadores en el Parque Tecnológico de Andalucía.

Trabajadores en el Parque Tecnológico de Andalucía.

Málaga tiene una economía dinámica y eso le permite ser atractiva para venir a trabajar a personas de otras provincias españolas. De hecho, es la provincia que despierta mayor interés en Andalucía y una de las más importantes de España. Así se refleja en el informe Movilidad Laboral Interprovincial elaborado por la consultora de recursos humanos Randstad con datos del Servicio de Empleo Público Estatal de 2018.

En este estudio se mide cuántos trabajadores se han ido de su provincia a otras, sean de la misma comunidad autónoma o no, y cuántos han llegado a esa provincia procedentes de otros destinos. Se resta, por tanto, el número de llegadas con el de salidas y da un saldo, que puede ser negativo o positivo. En el caso concreto de Málaga, el año pasado llegaron 113.098 empleados procedentes de otras provincias españolas y se marcharon 92.194, por lo que hay un saldo positivo de 20.904 personas. En todo el conjunto nacional solo tienen un saldo positivo superior al malagueño Baleares, Barcelona, Álava, Madrid y Murcia.

Es llamativo porque en el resto de Andalucía la única provincia que también tiene saldo positivo de trabajadores es Jaén, con 1.816 personas, mientras que en las demás salen más personas de las que entran pese a tener, en ocasiones, economías más diversificadas que la malagueña, donde el sector servicios acapara el 80% del Producto Interior Bruto con el turismo como protagonista. En Sevilla hay un saldo negativo de 28.172 personas, en Granada de 26.696, en Córdoba de 32.283 y en Cádiz de 71.047, siendo el caso gaditano el peor de todo el país. Los trabajadores se desplazan hacia donde ven más oportunidades laborales y en el caso de Andalucía la palma se la lleva Málaga.

Eso se traduce también en un saldo migratorio positivo, es decir, en la diferencia entre las personas que vienen a residir a esta provincia y las que se van. El saldo migratorio interprovincial fue en el segundo semestre de 2018 positivo en 1.553 personas en Málaga. Solo Baleares, con un saldo de 2.561, presentó una cifra superior mientras que en Madrid fue positivo en 1.402 personas y en Barcelona el saldo fue negativo en 3.752, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Randstad detalla que en Andalucía se firmaron 790.000 contratos que implicaban un cambio de provincia del profesional, el mayor volumen del país a nivel autonómico. En este sentido, el informe destaca que el 15,5% del total de los contratos firmados durante el año implican movilidad, 1,5 puntos porcentuales por encima de media nacional (14%). En Málaga esa cifra se rebaja al 12,8%.

Málaga atrae talento del resto de España, aunque eso no quiere decir que sea siempre para puestos cualificados. La mayoría de empleos que ofrece esta provincia son de baja cualificación relacionados con el turismo y están marcados por la temporalidad y salarios bajos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios