Población

Málaga es la segunda provincia que atrae más ‘inmigrantes’ españoles

  • La mayoría de las personas proceden de Madrid, Cádiz, Granada, Córdoba y Sevilla

  • El saldo migratorio extranjero es también positivo, con Reino Unido y Marruecos a la cabeza

Varias personas llegan a Málaga y pasean junto a la Alcazaba y el Teatro Romano. Varias personas llegan a Málaga y pasean junto a la Alcazaba y el Teatro Romano.

Varias personas llegan a Málaga y pasean junto a la Alcazaba y el Teatro Romano. / Javier Albiñana (Málaga)

Málaga es la segunda provincia española que atrae a más personas de otras provincias para vivir motivado por su dinamismo económico, su clima o la mejora de las comunicaciones, entre otros aspectos. El saldo migratorio interprovincial fue en el segundo semestre de 2018 positivo en 1.553 personas en Málaga, es decir, llegaron 1.553 personas más de las que se fueron a otras provincias desde aquí. Solo Baleares, con un saldo de 2.561, presenta una cifra superior. En Madrid, por ejemplo, fue positivo en 1.402 personas y en Barcelona el saldo es negativo en 3.752, posiblemente influenciado por el conflicto independentista.

Málaga siempre ha tenido un saldo interprovincial positivo en la última década, como puede observarse en los registros oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE). Curiosamente fue mayor en los años de fuerte penuria económica de la crisis como 2011, 2012, 2013 ó 2014 –superando las 2.000 personas– si bien cabe señalar que el turismo sobrevivió mucho mejor que otros sectores a esos años y que la Costa del Sol vive de ello.

En Málaga se encuentran personas prácticamente de todos sitios, muchas de las cuales vienen trasladadas de otras provincias por trabajo y se quedan finalmente a vivir. En el segundo semestre de 2018 la mayoría de inmigrantes nacionales procedían de Madrid (1.395), Cádiz (899), Granada (743), Córdoba (720), Sevilla (673) y Barcelona (609). También hay un importante flujo de migrantes que vinieron de Almería, Alicante, Baleares, Jaén, Melilla, Ceuta o Valencia.

Esta provincia es un foco para atraer a españoles de otras provincias y a foráneos de otros países. El saldo migratorio con el extranjero fue positivo en el segundo semestre del año pasado en 8.283 personas, más del doble que en el mismo periodo del año anterior y el volumen más alto en la última década en ese semestre.

Eso implica que entre julio y diciembre de 2018 llegaron a Málaga para quedarse 14.375 personas procedentes del extranjero y se fueron desde Málaga al exterior 6.092 personas. Entre los que llegaron, la principal colonia es la de Reino Unido con 1.845 personas. No obstante, se fueron de la Costa del Sol 1.102 británicos a otros lugares, por lo que el saldo migratorio con Gran Bretaña fue positivo en 743 personas pese a la incertidumbre del Brexit. Marruecos, con 1.615 personas llegadas a Málaga, fue el segundo país con mayor movimiento, aunque Málaga captó inmigrantes de la mayoría de países del mundo. Incluso se contabilizaron 22 personas de Oceanía.

Málaga arrancó el 2019, en total, con una población de 1,66 millones de personas, apenas 9.500 personas más que un año antes. Ese empuje viene por la migración, pues la natalidad sigue en picado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios