Málaga

Málaga cierra 2018 con la mayor compraventa de viviendas desde 2007

  • Entre enero y noviembre ya se han realizado 30.274 operaciones, un 5,3% más

  • Es la cuarta provincia española con mayor volumen tras Madrid, Barcelona y Alicante

Un edificio de viviendas en obras en la capital malagueña Un edificio de viviendas en obras en la capital malagueña

Un edificio de viviendas en obras en la capital malagueña

Comentarios 0

Málaga cerrará el 2018 con el mayor número de compraventa de vivienda desde 2007, el último año del boom del ladrillo, lo que ratifica la recuperación del sector inmobiliario. Entre enero y noviembre del año pasado se registraron 30.274 ventas en la provincia, lo que supuso un aumento del 5,3% sobre el mismo periodo del año anterior, según los datos publicados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística.

En 2017 se alcanzaron 30.869 compraventas, por lo que en 2018, a falta de conocer aún las operaciones de diciembre, se va a superar con creces pues la media de compraventa de viviendas mensual está en torno a 2.500. Lo normal es que se cierre el 2018 en torno a las 32.500 compraventas -el dato se conocerá dentro de un mes- y hay que remontarse a 2007 para encontrar una cifra superior, cuando se llegó a 42.386.

La vivienda usada sigue protagonizando el negocio. Entre enero y noviembre se contabilizaron 24.648 ventas de inmuebles de segunda mano en la provincia, un 5,1% más interanual, y el 81% del total de las operaciones. Es algo normal si se tiene en cuenta que la promoción de viviendas nuevas se frenó en seco hasta hace apenas un par de años y que el periodo medio de maduración de las nuevas promociones suele ser de unos dos años. Aún así, la vivienda nueva vuelve a respirar y en los once primeros meses de 2018 hubo 5.626 compraventas, un 6% más.

Se vende más vivienda usada que nueva desde 2013 en la provincia malagueña y con una diferencia aún ingente, por lo que habrá que esperar algunos años para que vuelvan a igualarse. 

Málaga es una provincia dinámica desde un punto de vista económico y eso se traduce en múltiples variables. Eleva cada año su población, es una de las zonas de España con mayor saldo migratorio positivo entre los que llegan y los que se van y, como se conoció ayer, es la tercera provincia española donde se crean más empresas nuevas. Si a eso se le suma que muchos turistas, especialmente europeos, adquieren viviendas en la Costa del Sol para pasar temporadas, se aprecia que el mercado inmobiliario en Málaga tiene fortaleza en el conjunto español. Málaga fue, hasta noviembre, la cuarta provincia del país en la que se vendieron más casas, tras Madrid (70.991), Barcelona (51.658) y Alicante (37.026). El caso alicantino es curioso porque es una provincia gemela a la malagueña en muchos aspectos y uno de ellos es que se suele repartir con la Costa del Sol el liderato nacional de ventas de inmuebles a extranjeros no residentes.  Por detrás de Málaga aparecen urbes importantes como Valencia (28.475) o Sevilla (16.374).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios