Málaga

Málaga multará con 200 euros a los patinetes y con 60 a las bici si circulan por la acera

  • Entra en vigor la nueva ordenanza de la Movilidad de la ciudad 

  • El Ayuntamiento da hasta principios de febrero antes de empezar a sancionar

Imagen de archivo de un patinete y dos bicicletas circulando por la calle Larios, zona peatonal. Imagen de archivo de un patinete y dos bicicletas circulando por la calle Larios, zona peatonal.

Imagen de archivo de un patinete y dos bicicletas circulando por la calle Larios, zona peatonal. / Javier Albiñana

La nueva ordenanza de Movilidad de Málaga, ya en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Málaga, fija de manera precisa las sanciones de las que serán objeto los usuarios de patinetes eléctricos y bicicletas si se saltan la prohibición de circular por las aceras y otros espacios peatonales. La cuantía marcada en la normativa alcanza los 200 euros en el caso de los patinetes, viéndose reducida a los 60 euros en el caso de las bicis.

No son los únicos preceptos vinculados con estos dos dispositivos regulados en el texto, que ve la luz tras varios años de trámites y modificaciones. A modo de ejemplo, que un chaval de menos de 16 años circule con un vehículo de movilidad personal (VMP) conllevará una multa de 60 euros; si en uno de estos vehículos transitan dos o más personas, son 90 euros los estipulados.

Otra práctica que es objeto de una importante sanción, con 200 euros, es la de dejar el patinete u otros VMP fuera de los lugares establecidos para su estacionamiento. En el caso de los patinetes, el Ayuntamiento fijó zonas especialmente habilitadas para ello. Las mayores cuantías se corresponden con las penalizaciones que se aplicarán a quienes conduzcan un patinete de manera temeraria y a quienes realicen competiciones con los mismos, con 500 euros.

En cualquier caso, aunque ya activo, el equipo de gobierno quiere dar un margen de adaptación a los usuarios de estos aparatos de movilidad alternativa. El concejal de Movilidad, José del Río, precisó que la intención es que al menos hasta principios de febrero la labor de los agentes de la Policía Local sea meramente informativa. A partir de ahí, "seremos más restrictivos".

La principal novedad de la ordenanza es que busca ordenar de manera clara la circulación de los vehículos por los espacios peatonales. De hecho, literalmente, saca tanto a patinetes y otros VMP como a las bicis de estos espacios. La alternativa es que utilicen los carriles bici, donde sea posible (la red existente es ciertamente escasa) o la malla de carriles 30 ya delimitada en buena parte de la urbe, con una longitud de unos 45 kilómetros por hora.

Esto implica que deberán compartir la calzada con el resto del tráfico. Bien es cierto que estos carriles la prioridad de circulación es la de patinetes y bicis, quedado obligado el resto de vehículos a respetar el límite de seguridad. A pesar de ello son muchas las voces que han criticado abiertamente la decisión, advirtiendo del riesgo que ello supone. Ante esta situación, Del Río insiste en que se va a trabajar por incrementar la seguridad en estos puntos, incluyendo la instalación de una serie de radares fijos con el objetivo de forzar una reducción de las velocidades.

La ordenanza veta el uso de los patinetes por las aceras, paseos y zonas destinadas al uso de peatones, mientras que aquellos que sean utilizados en rutas organizadas con fines turísticos tendrán que ceñirse a los circuitos autorizados. En las Zonas 20, calles residenciales o vías de plataforma única, podrán circular respetando la preferencia peatonal, sin superar los 20 km/h.

El área de Movilidad elude fijar como obligatorio el uso de casco y chaleco reflectante a los conductores, si bien lo considera "muy recomendable". La única excepción con el casco es cuando la circulación tenga lugar por la calzada, aunque no en todas las vías. De manera precisa se indica que estos vehículos "podrán circular por la calzada siempre que no exista vía ciclista alternativa por la que puedan hacerlo, y no se trate de la red básica viaria de la ciudad de Málaga, excepto aquellos tramos señalizados de dicha red que tengan limitación a 30 kms/hora en el carril derecho".

El edil puso en valor la entrada en vigor de la normativa. "Es un logro importante, algo que pedían los peatones; con esto ponemos fin al uso indiscriminado que se hacía de las zonas peatonales y se incrementa la seguridad", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios