Medio Ambiente

Málaga pasa en un año de los recortes por la sequía a tener sus pantanos llenos

  • Las reservas equivalen al consumo de la población durante cuatro años, con un 76,5% de la capacidad total

  • La Viñuela sigue por debajo de la media, aunque sale de la situación crítica que mantuvo durante meses

Pantanos del Guadalhorce y Guadalteba tras las fuertes lluvias de octubre Pantanos del Guadalhorce y Guadalteba tras las fuertes lluvias de octubre

Pantanos del Guadalhorce y Guadalteba tras las fuertes lluvias de octubre / EFE

La provincia de Málaga ha pasado en un año de sufrir recortes en el riego agrícola, con la espada de Damocles de posibles restricciones al consumo a medio plazo, a tener sus embalses casi al completo, con las reservas a un 76,5% del total de la capacidad de estos depósitos, lo que equivale al consumo de agua de la población durante cuatro años. El 17 de noviembre se cumplió un año desde la aprobación del decreto de sequía por parte de la Junta de Andalucía que fijaba medidas urgentes a partir del mes de enero.

El campo fue el primer damnificado por las restricciones, con límites al grifo de los agricultores del Guadalhorce pero sobre todo de la Axarquía, donde se concentra la mayor producción de Europa en cultivos subtropicales. En agosto se levantaron estas limitaciones a la agricultura tras un arranque de año generoso en precipitaciones. Hoy la situación ha cambiado por completo en lo referente a las lluvias, que no a las infraestructuras pendientes para el trasvase de agua entre cuencas o para evitar las pérdidas en las conducciones. Las actuaciones para aumentar la capacidad del río Chillar son de las pocas finalizadas.

Las lluvias registradas entre febrero y abril comenzaron a corregir la situación de sequía, especialmente en la zona oriental, donde se ubica el mayor pantano de la provincia, el de La Viñuela. Si el embalse contenía hace un año 37 hectómetros cúbicos, en este momento almacena casi 75, lo que equivale a cerca de la mitad de su capacidad. Pese a ser el embalse menos lleno de todos, ha abandonado después de muchos meses su situación crítica.

Como muestra de la abundancia de lluvias en el último año, desde el arranque del año hidrológico el 1 de octubre se han recogido en la estación del embalse 275,4 litros, cuando en la misma fecha del pasado año hidrológico cayeron sobre este punto 99 litros, según datos de la red Hidrosur de la Consejería de Medio Ambiente. La media histórica de todo el periodo es en esta zona es de 440 litros, una cantidad que seguro se alcanza teniendo en cuenta que aún quedan diez meses para cerrar el año hidrológico.

Hace ahora un año los seis embalses que abastecen a la provincia se encontraban en situación crítica, con tan sólo un tercio de su capacidad almacenada. Hoy en día el panorama ha cambiado por completo y todos estos depósitos almacenan 471,79 hectómetros cúbicos frente a los 205 del año pasado. En casi todos estos puntos ha llovido tres veces más este año que durante el anterior, lo que explica la situación de abundancia en las reservas.

El embalse de La Concepción está en este momento a un 87,7% de su capacidad total, con 54,25 hectómetros cúbicos almacenados. Ha ganado agua en la última semana y supera en más del doble la que contenía hace un año. El agua recogida en la estación de este punto se acerca a los 338 desde octubre, frente a los 141 recogidos hace un año. La media de todo el año hidrológico sobre este embalse es de 684 litros.

El embalse de Casasola, el más pequeño de todos, está al 55,3% con 21,7 hectómetros cúbicos almacenados después de recoger desde octubre 187,7 litros de agua, frente a los 85,5 recibidos a la misma fecha del año anterior. El acumulado en todo el año hidrológico anterior sumó los 378 litros. La situación en El Limonero es similar, 22,34 hectómetros cúbicos en su interior, lo que lo sitúa en el 61,06%. En esta zona las precipitaciones recogidas han sido más cuantiosas, con 231 litros en estos dos últimos dos meses, frente a los 87 del pasado año.

El embalse del Guadalteba, el segundo en capacidad, se encuentra casi al completo con 144,59 hectómetros almacenados, cuando el tope está en 153. Sobre esta zona, la pluviometría acumulada desde octubre es de 439 litros desde el inicio del año hidrológico, superando ya los registros medios históricos en este punto.

El año pasado se recogieron 122 litros por estas mismas fechas. El embalse del Guadalhorce también roza el lleno y se encuentra en este momento al 93,2% de su capacidad, con 117,27 hectómetros cúbicos, cuando el tope se sitúa en los 125,7. En esta zona se han recogido 439 litros, tres veces más que los del año anterior. Por último, en el embalse del Conde del Guadalhorce el agua almacenada llega al 83,2% del total, con 55,3 hectómetros cúbicos También en este punto ha llovido el triple en estos meses que en el mismo periodo del pasado año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios