Ocio El famoso Beso Beach de Formentera e Ibiza vuelve a abrir sus puertas en Estepona

Málaga

Marisa Flórez: "A través del fotoperiodismo he visto la evolución imparable de la mujer"

Marisa Flórez junto a los retratos de la afgana Ssharbat Gula de Steve McCurry.

Marisa Flórez junto a los retratos de la afgana Ssharbat Gula de Steve McCurry.

Una de las primeras fotoperiodistas de España, la fotógrafa Marisa Flórez, llega a Málaga este miércoles como comisaria de la muestra Women:un siglo de cambio, que se podrá ver en La Térmica hasta el 5 de mayo. En unas 60 imágenes del archivo fotográfico de National Geographic de los últimos 130 años se observa "cómo la mujer ha empezado a formar parte de la sociedad en trabajos impensables, en comportamientos, en todo...", explica esta pionera, que ha disparado algunas de las instantáneas más icónicas desde la Transición hasta ahora. 

-Llega el miércoles La Térmica como comisaria de la exposición Women: un siglo de cambio. ¿Qué puede ver el espectador en este muestra?

-Es un viaje fotográfico a través del tiempo y de los cinco continentes, que muestra a la mujer como protagonista en toda su diversidad. Son mujeres de todo tipo, blancas, de color, maduras, ricas, pobres, jóvenes, que consiguen mostrarnos cómo se sienten, cómo se relacionan, qué les gusta, qué les hace sentirse libres, cómo ríen o lloran. Es una muestra muy bonita de ver que, además, te hace recapacitar. Creo que puede interesar a cualquier edad y tipo de persona, y que es muy saludable que todo el mundo la vea. Es una forma de aprender y darnos cuenta de que lo que parece normal aquí es muy difícil en otros sitios, donde la mujer lo pasa realmente mal.

-¿Son historia inspiradores?

-Sí, son mujeres, en muchos casos, resilientes que siguen luchando a pesar de lo que les ha tocado vivir. Es una exposición fantástica que tiene detrás a grandes fotógrafos y que creo que cala hondo al espectador, aunque cada uno tenga una forma de verla, una mirada distinta. 

-¿Se percibe el gran cambio del papel de la mujer en todas las facetas?

-Qué duda cabe... A través de estas imágenes se expresan los cambios que ha vivido la mujer en los últimos años, sobre todo cómo han sido fotografiadas y, por lo tanto, cómo han sido consideradas a lo largo de estos años. Además, no hay una visión única de la mujer, no hay una sola forma de ser mujer. Women reflexiona en este caso sobre dónde han estado las mujeres, dónde están ahora y hacia dónde van o quieren ir.

-¿Cómo ha visto desde su objetivo la evolución de la mujer en España?

-La incorporación de la mujer a la sociedad, que se ha ido haciendo paulatinamente, y quizás no se ha llegado al completo pero se sigue luchando por ello, se ha notado muchísimo desde mediados del siglo pasado hasta ahora. La evolución ha sido enorme, la mujer ha intentado ocupar el puesto que le corresponde en la sociedad y simplemente equipararse. Todos somos iguales y creo que las oportunidades tienen que ser las mismas. Desde que comencé en esta profesión hasta ahora he visto la evolución imparable de la mujer. Y espero que continúe. 

-Es una de las primeras reporteras gráficas en la historia de la fotografía española. ¿Por qué eligió esta profesión?

-Desde muy joven me interesó muchísimo la imagen. Tuve una abuela que era una cinéfila tremenda y con ella empecé desde muy pequeña a interesarme por este mundo. En Madrid me relacioné mucho en un ambiente de fotógrafos, empecé a hacer fotos y, poco a poco, lo que era una afición se fue convirtiendo en mucho más. Me llamaron, vieron mi trabajo, les gustó y empecé a asistir a varios cursos. Soy autodidacta, pero intenté formarme bastante en esta profesión. 

-¿Qué significa la fotografía para usted?

-Para mí es una forma de entender la vida. Me interesa mucho todo lo que ocurre alrededor. Soy bastante curiosa y creo que el fotoperiodismo y la forma de ver a los demás, de preocuparte por lo que ocurre, de interesarte por todo lo que te rodea es una forma de estar en el mundo. Siempre he tenido muchas ganas de ver, de conocer y de aprender. 

-Supongo que la mayoría de sus compañeros serían hombres. ¿Cómo se sintió en esos comienzos?

-Es verdad que en aquel momento, en la profesión, las mujeres éramos la excepción. Era una sociedad machista y está claro que por el hecho de ser mujer te encontrabas con ciertos obstáculos. Pero, en cuanto al trabajo, con los compañeros he tenido un trato de tú a tú siempre. Aunque es verdad que, por venir de dónde veníamos, en ciertas profesiones no es que la mujer estuviera poco equiparada es que ni soñaba con poder estar en ellas. Sí me he encontrado con circunstancias difíciles, que he intentado salvar de la mejor manera posible. Además, representaba a un medio que me dio plena libertad desde el principio y me apoyó mucho. Tuve suerte de estar en El País, eso me ayudó a poder hacer mi trabajo quizás de una forma menos complicada que para otras mujeres que no tenían detrás un medio así. 

-Se ha centrado mucho en el ámbito político. ¿Era la única mujer en la sala? 

-Siempre he estado rodeada de hombres... He hecho política, pero también mucha vida social, fútbol... Aunque es cierto que algunas imágenes se han convertido en icónicas de un momento importante o histórico del país, y son las que más se recuerdan. Pero me ha interesado también mucho la evolución de la sociedad, he fotografiado a muchas mujeres en distintas profesiones, cómo se iba incorporando a distintos trabajos... También he hecho bastante fútbol, en el campo. En ese momento era un poco raro ver a una mujer en el césped, sí. 

-Hizo una fotografía a la actriz Susana Estrada, que fue a pecho descubierto a recoger un premio. Eso de enseñar abiertamente el pezón hoy no lo permitirían las redes sociales...

-No, por supuesto. Ya han intentado subir esa foto varias veces por homenajes u otras razones y la han censurado. Hay fotos que hace décadas ya estaban ahí y que ahora sería imposible publicarlas en ciertos soportes y esa marcha atrás me parece muy triste. 

-¿Cuáles han de ser las principales cualidades de un fotógrafo?

-Para mí son fundamentales esas ganas, esa curiosidad por todo. También la paciencia es una cualidad importantísima, porque una imagen no es cuestión de llegar y disparar. Y la preparación, no cabe duda. Pero una de las cualidades esenciales es la capacidad de mimetizarse y volverse invisible en ciertas situaciones, sin intervenir, para que los hechos que suceden delante de ti fluyan. El fotógrafo se vuelve un observador privilegiado y es entonces cuando puedes captar momentos verdaderos en la vida de las personas. Y también la pasión. En definitiva, creo que cualquier profesión sin cierta pasión es muy aburrida. 

-Dice que esta exposición reflexiona sobre dónde han estado las mujeres, dónde están ahora y hacia dónde van… ¿Cómo ve ese futuro para la mujer?

-Soy optimista, creo que poco a poco se irán consiguiendo las cosas. Es una lucha continua de todos, cada uno desde nuestra posición, y la mujer mucho más, porque ha tenido que luchar el doble, porque le ha costado mucho más equipararse. El avance ha sido grandísimo. Pero es verdad que hay que pelear mucho. Lo bueno es que las cosas que parecen que nunca van a llegar se conviertan en normales y esa normalidad es la que hace que todo sea más fácil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios