Málaga

El Materno de Málaga ha usado 54 veces en niños una máquina que hace de corazón y pulmón artificiales

  • Desde su incorporación, hace seis años, los profesionales del centro sanitario malagueño han también realizado este procedimiento en menores de otras provincias como Almería, Jaén o Melilla

Profesionales del Hospital Materno Infantil de Málaga realizan la técnica ECMO.

Profesionales del Hospital Materno Infantil de Málaga realizan la técnica ECMO. / M. H.

Profesionales del Hospital Materno de Málaga han usado un total de 54 veces la técnica de soporte cardiopulmonar, conocida por las siglas ECMO, que consiste en una máquina que hace de corazón y pulmón artificiales en pacientes pediátricos. Este sistema, que se incorporó al centro sanitario en 2014, permite mantener con vida a menores que han perdido la funcionalidad de alguno de estos órganos cuando el resto de medidas de tratamiento han fracasado, dando tiempo a su recuperación o a instaurar medidas definitivas.

 La tecnología ECMO (que significa oxigenación por membrana extracorpórea) se utiliza en casos de fracaso cardíaco e insuficiencia respiratoria severa y sustituye la función del corazón y los pulmones mediante un sofisticado sistema por el que se hace circular la sangre del paciente mientras mejora la situación del mismo.

El centro sanitario, que forma parte del complejo del Hospital Regional Universitario de Málaga, ha realizado este procedimiento a niños de otras provincias limítrofes como Almería, Jaén o Melilla. Desde que los profesionales de los servicios de Cirugía Cardiovascular Infantil y de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del Materno Infantil se formaron para ello, esta terapia también ha permitido el traslado de pacientes a otros centros de referencia para trasplantes.

El responsable de Cirugía Cardiovascular Infantil del centro sanitario, Enrique Ruiz, explica que este soporte mecánico se usa en pacientes que por fallo cardíaco o por problema respiratorio tienen una dificultad máxima en cuidados intensivos. "En nuestro contexto del Materno, es una técnica que hace posible la recuperación de los órganos del niño, puesto que da el soporte necesario para que se puedan recuperar".

Así, en este centro sanitario se emplea por indicación cardíaca cuando los niños que se operan de corazón por cardiopatía congénita requieren de un apoyo hasta que su corazón puede funcionar de forma autónoma. La segunda indicación principal es la respiratoria en menores que están graves ingresados en Neonatología o en UCIP.

Del total de terapias ECMO realizadas, la media con el soporte ha sido de ocho días. Si bien, Ruiz recuerda que ha habido casos de niños que superaron los 20 días y, algunos que, incluso, precisaron de la terapia en dos ocasiones distintas en su evolución. Se da la circunstancia de que en varias ocasiones han coexistido dos equipos ECMO funcionando a la vez en distintos pacientes.

Para la activación de la ECMO es fundamental la coordinación entre los servicios de Cirugía Cardiovascular infantil y la de la UCIP. En 2014, tras un estudio de las características de la población y la complejidad de los pacientes, se creó un grupo de trabajo coordinado por la UCIP en el que participaron cardiólogos, perfusionistas, cirujanos cardíacos y otras especialidades como la de hematología. En paralelo, se realizaron cursos de formación periódicos, sesiones multidisciplinares, se elaboraron protocolos de actuación y se realizaron visitas a centros especializados, como el 12 de Octubre de Madrid y el Vall de Hebrón de Barcelona.

El jefe de sección de la UCI de Pediatría, José Camacho, recuerda cómo la formación continuada que se ha realizado en la unidad ha reforzado la seguridad del paciente y del personal en esta técnica. "Se han realizado 12 cursos transversales coordinados por el doctor Antonio Morales en los que han participado facultativos, enfermería de la UCIP, que juega un papel fundamental en el funcionamiento diario de esta técnica, y perfusionistas. Igualmente hemos participado en los cursos de formación en ECMO para los intensivistas de adultos que, además han acudido a nuestra unidad en diferentes ocasiones para conocer la técnica con ocasión de su uso", relata. Así, se han realizado varias ediciones de cursos de formación específicos para facultativos, enfermería y para los técnicos auxiliares y este año se realizará el primer curso de emergencias en ECMO

Para Camacho, que el centro pueda realizar este técnica, supone una segunda oportunidad para los pequeños. "Es fundamental que la familia comprenda la complejidad y la gravedad de sus hijos. Conseguir con esta tecnología que situaciones que parecían imposibles hace años ahora resulten esperanzadoras, produce situaciones que hacen de nuestro trabajo el más gratificante que existe. Recibir la visita de alguno de estos niños y su familia semanas después del alta supone un estímulo para todo el equipo de trabajo", concluye. 

Hitos de la técnica ECMO

El 25 de noviembre de 2014 se estrena la ECMO con éxito en una niña operada de cirugía cardiaca que tras 6 días de terapia consigue salvar la situación crítica y es dada de alta pocos días después de la UCIP.

En 2017, se traslada en ECMO a un paciente al Hospital Reina Sofía de Córdoba para poder someterse a un trasplante de corazón, traslado que no se podría haber realizado sin esta técnica.

En 2019 un equipo compuesto por intensivistas pediátricos, enfermería de UCIP, un perfusionista y un cirujano cardiaco se traslada en dos ocasiones al Hospital de Jaén para iniciar la terapia de ECMO y traslado a nuestro centro en sendos pacientes críticos cuya situación no permitía otra alternativa.

El día 29 de enero de 2020 se realiza el primer traslado en helicóptero en ECMO realizado en nuestro país para poder llevar a un niño afecto de una neumopatía intersticial al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, centro en que se realiza un trasplante pulmonar que le ha permitido volver a hacer una vida normal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios