Málaga

Mattarella conoce la Catedral de Málaga, su Semana Santa y los boquerones

  • El presidente de Italia ha asistido a la cumbre con el rey Felipe VI y el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, en la catedral de Málaga.

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, en la catedral de Málaga. / Carlos Díaz (EFE) (Málaga)

Un plan parecido al de cualquier turista que visita Málaga es lo vivido este miércoles por el presidente de Italia, Sergio Mattarella, quien ha empleado sus tres horas libres antes de acudir a una cumbre con el rey Felipe VI y el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, en conocer la Catedral, imágenes de Semana Santa y catar los boquerones.

"Capolavoro" de la arquitectura, algo sublime, es como ha definido el mandatario italiano el gran templo malagueño, que ha recorrido durante 35 minutos y donde le han llamado la atención la fachada principal, el coro, una sillería con 42 tallas -obra de Pedro de Mena en su mayoría-, y la altura del monumento.

También ha podido contemplar trece imágenes religiosas que salen en la Semana Santa malagueña -entre ellas la de Jesús Cautivo- y que forman parte de la exposición "El Verbo Encarnado", conmemorativa del centenario de la agrupación de hermandades y que le ha permitido acercarse a esta manifestación de la religiosidad popular.

Pero como todo no iba a ser arte, también ha degustado la gastronomía local en un almuerzo en la bodega El Pimpi, la de los barriles firmados por famosos, en el corazón de la capital de la Costa del Sol.

Productos característicos de Málaga como pescados, carnes, jamón y ensaladilla rusa -en platos individuales por la pandemia- han conformado el menú de la treintena de comensales de la comitiva, que ha almorzado en el salón "Antonio Banderas" de esta bodega, y de la que Mattarella se ha marchado encantado, cuentan a Efe los que le han atendido.

Después de la comida, descanso en el Gran Hotel Miramar -en el que se alojaron, entre otros, Michelle Obama en un viaje a Málaga- y comienzo de la visita a la Catedral, guiada por el canónigo Alejandro Pérez, quien ha contado a los periodistas que el presidente de Italia se ha mostrado impresionado por un templo que consideró diferente a otros.

La exposición de imágenes de Semana Santa -con más de 130.000 visitas en casi dos meses- le ha fascinado y le ha hecho posible tener una aproximación a la religiosidad popular de Andalucía. Sergio Mattarella es originario del sur de Italia, donde también hay hermandades, ha explicado el canónigo.

Le ha sorprendido que los dos órganos catedralicios funcionen como se concibieron, sin electrificar; le ha gustado la Virgen que hay en el templete neoclásico y, al pasar por el sagrario, se ha detenido y ha hecho una oración interior, ha comentado Pérez, quien no ha parado de ofrecerle detalles.

El hermano mayor de la Cofradía del Cautivo, Mario Ortega, ha obsequiado al mandatario con una medalla corporativa de su hermandad.

El presidente italiano ha entregado unos grabados italianos al cabildo catedralicio, que le ha correspondido con unos libros y una medalla del templo, en cuyo libro de honor ha firmado Mattarella, quien ha estado acompañado en su visita de Estado a España de su hija Laura.

Para la Agrupación de Cofradías de Málaga es un honor la visita a las imágenes, que pone en valor la Semana Santa malagueña, ha dicho a Efe su presidente, Pablo Atencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios