Málaga

El Mercado de la Merced, de nuevo en situación crítica y sin operadores

  • La mayoría de los locales está sin actividad desde hace casi un mes

  • El Ayuntamiento le recuerda las obligaciones contraídas

Vista de varios de los puestos sin actividad del Mercado de la Merced. Vista de varios de los puestos sin actividad del Mercado de la Merced.

Vista de varios de los puestos sin actividad del Mercado de la Merced. / javier albiñana

El Mercado de la Merced, o más concretamente su zona gourmet, vuelve a encontrarse en situación crítica. El espacio concesionado por el Ayuntamiento de Málaga en octubre de 2014 a la sociedad Ezequiel Blanco-Astigarraga Gosis lejos de levantar el vuelo, vuelve a fracasar desde el punto de vista de explotación comercial. Y ello a pesar de que hace ahora algo más de un año, la sociedad promotora anunció la contratación de una empresa especializada en la gestión de este tipo de centros. Frente a las previsiones iniciales, que incluyó un amplio proceso de transformación interna y la reapertura con 15 establecimientos, la realidad es que la práctica totalidad de los locales habilitados está vacío. Y, según testigos directos, lo está desde hace casi un mes.

"La mayoría de las cocinas dejó de funcionar a principios de junio", explicaba una de las personas consultadas, que apuntaba que el último de los negocios en cerrar lo hizo el pasado sábado. Por el momento, el único negocio ligado directamente a la zona gourmet que se mantiene es una cafetería situada en el lateral más próximo al Teatro Cervantes. Este periódico pudo comprobar ayer que buena parte de los espacios habilitados se encontraba en situación de abandono, en algunos casos sin instalaciones básicas colocadas o con los electrodomésticos desenchufados.

Lo ahora ocurrido no es nuevo en la corta vida del nuevo Mercado de la Merced, ejemplo del nuevo modelo de colaboración pública privada impulsado por el Ayuntamiento años atrás. Ejemplo de ello es que la incapacidad de la concesionaria para ir adelante con el negocio, con la salida de muchos de los empresarios que de inicio arrendaron locales en el zoco, provocó la amenaza del propio Consistorio con retirarle la concesión a la mercantil promotora si incumplía el pliego de condiciones que rigió el concurso original.

Ahora, de nuevo, el Ayuntamiento muestra su preocupación ante el estado del proyecto. El pasado viernes, la concejala de Promoción Empresarial, Elisa Pérez de Siles, mantuvo una reunión con los responsables de la concesionaria para abordar este asunto. "Nuestro interés es que tenga servicio interesante lo antes posible; nos reunimos para recordarle las obligaciones que suscribió con el Ayuntamiento y la necesidad de que ejecute la explotación hostelera", expuso la edil, quien aludió al mensaje lanzando por la empresa.

"Nos trasladó que su intención es continuar sin duda con el contrato y que en breve nos dará noticias en relación con la explotación porque al parecer está en conversaciones con hosteleros interesados", precisó. En este sentido, fuentes próximas al proyecto comercial confirmaron la ruptura del acuerdo que previamente se alcanzó con la empresa Flashback, que trajo consigo varios de los operadores que ahora han desaparecido del zoco. Y el actual presidente del consejo de administración de Ezebag2016, Julio Alberto Alfonso Baro, confirmó la marcha de "algunos operadores" y la existencia de conversaciones con dos que podrían entrar en el proyecto en las próximas semanas. Al tiempo fue claro en la intención de mantener vivo el proyecto.

La remodelación del mercado fue inaugurada en octubre de 2015, sin que se haya asentado en el marco de la oferta hostelera del Centro. La concesionaria se comprometió a invertir 600.000 euros en la rehabilitación del inmueble, así como a abonar 722.478 euros en concepto de canon, a pagar a partir del décimo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios