Málaga

Miguel Moreno, cesado de la gerencia del SAS, dirigirá el Hospital Regional de Málaga

  • Moreno sustituirá en el cargo a Víctor Baena, que tomó los mandos el pasado mes de febrero

Miguel Moreno Verdugo, cesado como gerente del SAS: Miguel Moreno Verdugo, cesado como gerente del SAS:

Miguel Moreno Verdugo, cesado como gerente del SAS: / M. G.

Miguel Moreno Verdugo, que ha sido gerente del SAS desde el pasado mes de febrero, se convertirá en el nuevo director del Hospital Regional de Málaga. El malagueño sustituirá a la actual dirección del centro hospitalario, encabezada por Víctor Baena, después de que el próximo martes se produzca el cese de su actual cargo, según confirman fuentes de la Junta de Andalucía. 

La decisión de sustituir al alto cargo, que se hará oficial en el próximo Consejo de Gobierno, se produce como reacción a las protestas que se han desarrollado en los últimos meses por los problemas de personal y de falta de medios en el servicio sanitario. Tanto es así que este domingo se concentraban frente a las puertas de San Telmo los médicos de atención primaria

Moreno Verdugo es funcionario del SAS y fue director general de Recursos Humanos en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) entre los años 2013 y 2015, siendo consejero de Sanidad y Asuntos Sociales José Ignacio Echániz, que le unión a su equipo. Moreno Verdugo nació en Málaga en 1964, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y ha ejercido en los hospitales públicos andaluces Regional Virgen de la Victoria de Málaga y en varios distritos sanitarios, donde fue administrador.

En el Hospital Regional Universitario de Málaga ocupó el puesto de director Económico Administrativo entre 1996 y 2004 y en el Virgen de la Victoria fue subdirector Económico Administrativo entre 1995 y 1996, según se informó tras la toma de posesión de la gerencia del SAS el pasado febrero. 

En estos nueve meses al frente de uno de los mayores organismos de la Junta, se enfrentaba a un doble reto: dirigir uno de los buques insignias de la Administración andaluza, señalado por sus problemas provocados por la crisis y la gestión socialista. Su otro obstáculo ha sido lidiar con las altas expectativas generadas por el Gobierno de PP y Ciudadanos, que había hecho del modelo sanitario su bandera, sobre todo en la bancada popular. 

En Málaga no serán pocos los retos a los que tenga que hacer frente, ya que las protestas ante la falta de personal sanitario son constantes. También le tocará avanzar en el prometido tercer hospital que, ni siquiera, tiene lugar definitivo aunque la primera opción que baraja la Junta sean los terrenos del Hospital Civil

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios