Málaga

Once municipios de Málaga superan los 500 casos de Covid por cada 100.000 habitantes

  • Teba suma una incidencia acumulada de 4.200 contagios por cada 100.000 habitantes

  • La tasa en la ciudad de Málaga es de 303 positivos 

Realización de pruebas a todos los habitantes de Cuevas del Becerro en la segunda ola. Realización de pruebas a todos los habitantes de Cuevas del Becerro en la segunda ola.

Realización de pruebas a todos los habitantes de Cuevas del Becerro en la segunda ola. / Javier Flores (Cuevas del Becerro)

La tercera ola de la pandemia irrumpe con fuerza en la provincia de Málaga, que registró ayer la cifra más alta de nuevos casos en una sola jornada. En total, se diagnosticaron a través de las pruebas PCR y test de antígenos un total de 1.035 positivos en Covid, el dato más alto de toda Andalucía. 

Para la provincia supone, además, un incremento del 500% con respecto al pasado domingo, cuando se comunicaron 200 nuevas infecciones. Por tanto, se multiplica por cinco la incidencia de casos positivos. Esto ha provocado que los contagios superen los 43.200 desde el inicio de la pandemia.

En la provincia hay siete municipios con una tasa de incidencia superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Álora cuenta con una tasa de incidencia acumulada en los últimos 14 días de 508 casos. En la última semana se confirmaron 53 positivos. En Benamocarra, la tasa es de 564 y en de 607 en Alhaurín el Grande. En esta última localidad se han diagnosticado 113 casos la pasada semana.

En Algatocín la tasa de incidencia acumulada asciende a 630 positivos por cada 100.000 habitantes, a 731 en Coín, 767 en Almárgen y a 977 en Canillas de Albaida. En este municipio de unos 730 vecinos se han confirmado siete infecciones en los últimos 14 días.

Pero más alarmante es aún la situación en cuatro localidades que superan los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes: Alameda, Genalguacil, Monda y Teba, este último pueblo con una tasa de 4.202 casos, según las cifras del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. En los últimos 14 días se han diagnosticado 158 contagios. 

En el otro extremo, un total de 25 municipios de los 103 que componen la provincia malagueña llevan 14 días libres de Covid. Entre ellos, Cuevas del Becerro, que fue castigado en la segunda ola. 

Por distritos sanitarios, el de Málaga es el más afectado de toda Andalucía, ya que en los últimos siete días se han diagnosticado 1.234 positivos y 73 pacientes han requerido ingreso hospitalario. Cinco personas han fallecido a causa del Covid en este periodo. En la provincia malagueña le sigue el distrito Costa del Sol, con 933 contagios en la última semana y 31 hospitalizaciones.

En cuanto a los municipios, en Málaga capital se han detectado más de 1.130 infectados en estos siete días. La tasa de incidencia acumulada en las últimas dos semanas es de 303 casos por cada 100.000 habitantes.

La Junta descarta por el momento el confinamiento total

“Estamos ante una tercera ola, sabíamos que iba a llegar tras las Navidades y desgraciadamente nos queda todavía una larga batalla contra el virus”, comentó ayer en Málaga el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

“La incidencia va creciendo de manera notable”, dijo, aunque por el momento se descarta un confinamiento estricto. “Con los datos que tenemos ahora mismo y las cifras que estamos barajando en Andalucía no es necesario actualmente un confinamiento estricto”, apuntó el presidente andaluz.

Pero desde la administración regional no descartan revisar y ampliar las restricciones según avancen los contagios, ya que se evalúan continuamente las medidas en función de la evolución del virus. “La pandemia nos podría obligar a tomar la decisión más dura, que sería ese confinamiento total, pero por ahora no está en nuestro horizonte. Hay todavía un amplio abanico de decisiones en materias de restricciones de movilidad, de limitaciones de actividades que todavía no hemos puesto en marcha y que se articularán en función del incremento del contagio”, comentó Moreno.

El presidente apeló a la responsabilidad personal y al respeto “escrupuloso” de las mismas porque nadie “está exento de infectarse ni de morir como consecuencia del Covid”. No cumplirlas y actuar de forma imprudente supone jugar “con nuestras vidas y la de nuestros seres queridos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios