Málaga

El PP en la Diputación de Málaga responde a Cs: "Cassá, claramente, no es un tránsfuga"

  • El portavoz de los populares rechaza las demandas realizadas por Ciudadanos

Francisco Salado, presidente de la Diputación, habla con Juan Cassá. Francisco Salado, presidente de la Diputación, habla con Juan Cassá.

Francisco Salado, presidente de la Diputación, habla con Juan Cassá. / Javier Albiñana (Málaga)

Si el Partido Popular cumple lo que acaba de expresar su portavoz en la Diputación provincial de Málaga, Ciudadanos se va a ver obligado en tomar una decisión drástica sobre su permanencia o no en el equipo de gobierno de la institución supramunicipal. Lejos de aceptar el ultimátum lanzado por su actual socio de gobierno, que demanda una rectificación en el nombramiento de Cassá como portavoz del Ejecutivo, los populares se desentienden de la exigencia y son contundentes a afirmar: "Cassá, claramente, no es un tránsfuga".
Así lo ha expresado este martes el portavoz de los populares en la Diputación, Francisco Oblaré, quien a defendido la maniobra del presidente de la Corporación al incluir a Cassá, en su condición de diputado no adscrito, dentro del equipo de gobierno. 
"Decirle a nuestro socio que lo que tiene que hacer es centrarse es en el Plan Málaga, que es lo que esperan los malagueños de nosotros, que tengamos estabilidad", ha afirmado, incidiendo en que la formación naranja no debe desviarse "en sus asuntos internos".
Obraré ha abundado en el hecho de que el pacto de gobierno que desde principios del mandato une al PP y a Cs "es vivo” y ha avalado el que se incluya en el mismo a Cassá, "un diputado no adscrito, no confundir con tránsfuga, porque no tiene intención de modificar el acuerdo que hay con Cs”.
Más a más, para el portavoz del PP, con estas interpretaciones se está "perdiendo el tiempo". "La Diputación está para trabajar por los ciudadanos, Cassá suma pero no tiene intención de cambiar nada del acuerdo que hay; no sé si es que Cs tiene intención de cambiarlo", ha añadido. Y ha apostillado: "Me sorprende que se siga perdiendo el tiempo en esto".
La reacción de Obraré se ha producido minutos después de que el vicepresidente primero de la institución y único diputado de Cs, Juan Carlos Maldonado, lanzase un ultimátum al PP, exigiéndole el cumplimiento del pacto antitransfuguismo y la convocatoria de un Pleno extraordinario en el que rectificar el nombramiento de Cassá como portavoz del Ejecutivo y diputado de Relaciones Institucionales. Dos demandas que no parece que el PP tenga intención de cumplir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios