Málaga

El Parque de Málaga continúa siendo un lugar de acampada para los ‘sin techo’

  • Varios indigentes viven en el céntrico jardín del que son retirados cada mañana

Un hombre duerme en el auditorio Eduardo Ocón del Parque de Málaga. Un hombre duerme en el auditorio Eduardo Ocón del Parque de Málaga.

Un hombre duerme en el auditorio Eduardo Ocón del Parque de Málaga. / Javier Albiñana

Una especie de camping en medio de una selva urbana sirve de lugar para vivir a aquellos que no tienen donde pasar la noche en este frío invierno. Son muchos los sin techo que acuden al Parque de Málaga para dormir. No es raro que aquel que pase por el jardín se encuentre con la imagen de prendas y enseres sobre el suelo, en los bancos y bajo los árboles.

La toalla que hay arrojada sobre el verde césped de la fuente de la Ninfa del Cántaro indica que alguien ha pasado ahí la noche. En el escenario del auditorio Eduardo Ocón hay una maleta en la parte más profunda, donde se coloca el batería cuando hay algún concierto en ese peculiar escenario al aire libre.

En las gradas también se pueden ver alguna mochila, mantas y demás pertenencias que testifican que alguien acaba de ausentarse del lugar no hace mucho, seguramente, retirado por algún agente de la Policía Local. Un jardinero del Ayuntamiento explica que casi todos los días se suelen asentar en una pequeña explanada que hay a unos 40 metros del auditorio.

“Cada mañana, en torno a las 9:00, la Policía los despierta y los retira de aquí, entonces se van a desayunar a algún centro social cercano y vuelven otra vez, así todos los días”, asegura el trabajador. Algunos de ellos intentan sacarse unas monedas trabajando de gorrilla en el aparcamiento del Paseo de los Curas, otros piensan en algún banco mientras terminan una lata de cerveza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios